Cuáles son los beneficios del deporte ?

> Inicio > Deportes

El deporte y todas las actividades físicas son un factor importante a considerar cuando buscamos tener una buena salud, de manera puntual y a lo largo de la vida. En la actualidad, es muy común ver a personas sufrir por problemas físicos, muchos evitables, como la obesidad, y también mentales, como la depresión. Todo sería muy diferente si fuéramos menos "perezosos" o si dejáramos un poco de tiempo para practicar una actividad física. Avalado por estudios científicos (son tantos que sería imposible listarlos; la evidencia es efectivamente sólida) y ya aceptado como una realidad, el deporte realizado de manera regular realmente puede cambiar nuestro cuerpo y nuestra mente para tener una vida mejor, y no hay límite de edad para comenzar a ayudar a nuestro y mente en este sentido. Los beneficios son tales, que no hay excusas para no realizar actividad física.

En cuanto a nuestro físico, para partir el deporte nos puede ayudar a mejorar el funcionamiento de nuestro sistema cardio-respiratorio. Nuestro corazón se fortalece, se muscula y se libera de grasas no deseadas, por lo que su funcionamiento va tornando al óptimo. El deporte es el único medio para lograr estos tres beneficios; los medicamentos nos podrían dar sólo uno o dos y no con el mismo alcance. Al funcionar bien el corazón, la sangre fluye con mayor eficiencia, incluso en las arterias coronarias, lo que previene de muchos males. Está comprobado que las personas activas tienen riegos mucho más bajos de morir por enfermedades cardiovasculares. El deporte previene de la hipertensión arterial y mejora considerablemente la tensión arterial de las personas hipertensas. Tendremos menos triglicéridos y mejorará nuestro colesterol bueno. Además, se fortalecen los músculos que permiten el funcionamiento de nuestros pulmones haciendo que la respiración sea más eficiente y que nuestros pulmones tengan más capacidad y estén limpios.

Como dato, te cuento que al tener una mejor capacidad pulmonar, incluso puede aumentar nuestra capacidad intelectual, debido a una mejor oxigenación del cerebro, lo que también ha sido comprobado en diversos estudios - hay un mejor rendimiento del intelecto si incluimos en nuestra rutina diaria el ejercicio regular.

Otros elementos beneficiados por el deporte son nuestros huesos. Ellos responden al aumento de musculatura, fortaleciéndose y engrosándose (incluso con actividad antes considerada sólo con beneficios aeróbicos, como el trote, actualmente se ha demostrado que por medio de microfracturas provocadas por el impacto, se van fortaleciendo también los huesos, siempre y cuando, claro, tengamos el reposo necesario tras la actividad). Con huesos más fuertes, se evitan caídas con consecuencias graves y se retrasa considerablemente la aparición de la osteoporosis, incluso la puede evitar. Nuestras articulaciones también se benefician. Cuando la actividad física es moderada en intensidad, las articulaciones se mantienen fuertes y disminuye el riesgo de artrosis. En cuanto a nuestros músculos, mejoran su fuerza y resistencia y permiten que nuestro cuerpo se vea mejor.

Otros beneficios físicos incluyen una mejor regulación de glucemia, una mejor digestión y tránsito intestinal, menor riesgo de cáncer de colon y mejor utilización de grasa corporal y control de peso, entre otros.

Si sólo los beneficios físicos señalan claramente las ventajas de la actividad física, aún más entonces los beneficios mentales. Al practicar deporte (ojalá no antes de ir a dormir, ya que podría sobreexcitarnos lo que puede llevar a dificultades para conciliar el sueño, a no ser que sea una actividad muy suave),  mejoramos la calidad del sueño y, por lo tanto, nuestra mente está más clara para poder desenvolvernos en otras actividades del día a día. Al sentirnos mejor con nuestra imagen, mejora nuestra capacidad de relacionarnos con los demás.

El beneficio mental más destacable, también demostrado, es la capacidad del deporte practicado con regularidad de permitir manejar con éxito el estrés; tanto por la verdadera "descarga" de energía que resulta de la actividad, como los cambios a nivel químico que se inducen en el cerebro, como el aumento en la secreción de endorfinas, que entregan sensaciones placenteras y de tranquilidad. Somos más entusiastas y menos dados al desánimo y la depresión. Fortalecemos nuestro carácter y nuestra capacidad para tomar decisiones y por lo tanto, nos ayuda a ser más independientes.

Los beneficios mentales que entrega la actividad física regular no es nada nuevo ni revolucionario; los antiguos "yoguis" (practicantes del yoga) de la india hace muchos siglos que incluyeron la práctica sistemática de la actividad física como un ingrediente y gran ayuda para el desarrollo mental, e incluso espiritual. En este sentido descubrieron y exploraron además los efectos de la respiración junto con el movimiento, y llevaron esta exploración a niveles realmente asombrosos. En este sentido cabe mencionar que prácticas psicofísicas como el yoga o el pilates, son muy recomendables como actividad física, o complemento de algún otro deporte que se practique.

El deporte, sin duda, es fundamental en nuestra vida. Mejoramos como personas y mejora nuestra relación con el resto. Aún cuando nuestra actividad física sea moderada (estudios han demostrado que la actividad regular, aunque sea breve, tiene efectos mesurables), nuestra vida se alarga, pero lo más importante es que mejora la forma en que la vivimos.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados