Cuáles son los tipos de camas y colchones ?

> Inicio > Casa y Jardín

Una pregunta común consiste en saber cuales son los tipos y tamaños de colchones, disponibles en el mercado (y por consiguiente de camas). El tamaño más pequeño consiste en el de media plaza (99.1 x 190.5 cms). Posteriormente, aumentando en tamaño viene el de una plaza (137.2 x 190.5 cms), el de plaza y media, seguidos por el de dos plazas, luego el "Queen" (152.4 x 203.2 cms), el "King" (193 x 203.2 cms), y en algunos lugares el "California King" (182.9 x 213.4 cms), el super y "Grand King" (203.2 x 248.9 cms), aún más grande. Estas medidas varían mucho según el país en el que uno se encuentre,  por lo que se han omitido ciertas medidas y además se debe consultar localmente para una mayor precisión.

Dependiendo de las dimensiones de la habitación a ocupar, si se va a compartir la cama con una pareja el tamaño mínimo para la comodidad corresponde a los de dos plazas, o en algunos lugares los tipos de colchones "Queen". Y no solo el tamaño es importante, sino que además se deben tener en consideración los materiales y dureza del colchón; aquellos que duermen de espalda o de frente preferirán uno más rígido para proteger la columna, mientras que los que prefieren dormir de costado optarán por uno más blando; para los que duermen de espalda, un test o tip útil para determinar si un colchón es adecuado consiste en deslizar la mano bajo la propia espalda mientras uno se encuentra acostado, y si la mano se desplaza con demasiada facilidad entonces el colchón no es el apropiado debido a que no presta el suficiente apoyo.

El colchón esta construido generalmente a base de espuma visco elástica de látex o poliuretano, en conjunto con fibras sintéticas y/o naturales y los conocidos "resortes", que le dan la amortiguación necesaria (también existen tipos alternativos orientados a las excursiones o camping, que consisten en colchones inflables o solamente de espuma como las "colchonetas"). La plataforma sobre la cual se monta es el soporte de lo que conocemos como cama, de madera o en las versiones más modernas de metal. En cuanto a los materiales de la capa externa de los colchones, se recomienda una mezcla de algodón y poliéster; las opciones más baratas generalmente emplean vinilo.

De la historia de las camas y colchones se especula que las primeras versiones, hace 8.000 a 10.000 años, consistieron en pieles de animales sobre una base de hojas o pasto. La idea de levantarla del suelo tiene gran relevancia, ya que permite aislar el colchón del polvo, insectos y otras amenazas. Durante el imperio Romano ya se utilizaban camas de agua (no como las actuales, que datan de 1960, ya que agua tibia se utilizaba para ayudar a conciliar el sueño), y colchones rellenos con plumas (por supuesto por aquellos de mayor poder adquisitivo). Entre los siglos XVI y XVII se usó como base de fabricación del colchón la paja, amarrada con una cuerda que debía tensarse periódicamente. Ya para el siglo XVIII se usó como relleno el algodón y la lana. En 1871 el Alemán Heinrich Westphal inventó el colchón con resortes interiores.

Se estima que los colchones deben ser renovados cada 7 a 15 años, dependiendo de los tipos de colchones utilizados en cada caso, o antes si se comienzan a sentir los resortes o se perciben deformaciones. Como una manera de extender su vida, se recomienda voltearlos dos veces al año.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados