Qué es el asfalto ?

> Inicio > Industria y Construcción

El asfalto es una sustancia negra y pegajosa, derivada del petróleo, que se utiliza frecuentemente en el rubro de la pavimentación de calles y carreteras, así como también para la impermeabilización de estructuras como bodegas y techos, además se lo utiliza en la fabricación de baldosas, tejas y pisos.

Según la temperatura, el asfalto se puede encontrar en estado sólido o semi sólido. Si se lo calienta a la temperatura en que hierve el agua (100ºC), el asfalto toma una consistencia pastosa con la que es muy fácil de trabajar gracias a la facilidad de su extensión.

El asfalto se puede encontrar naturalmente en depósitos como pozos o lagos que se producen a partir de los residuos del petróleo que emergen a la superficie a través de grietas en la tierra. Grandes depósitos de asfalto se pueden encontrar, por ejemplo, en el Mar Muerto o en los pozos de La Brea en Los Ángeles.

Si bien es posible encontrar asfalto en forma natural, casi la mayoría del que usamos es sintético, que se fabrica a partir de los hidrocarburos no volátiles que permanecen luego del proceso de refinamiento del petróleo con el que se produce gasolina y otro tipo de productos. Antiguamente, el asfalto natural era utilizado en Babilonia como material de construcción, no obstante, existen vestigios muy antiguos que indican, que a lo largo de toda la historia, el asfalto ha sido utilizado como material para calafatear embarcaciones.

El uso más común del asfalto es el revestimiento de pavimentos. El asfalto se esparce de manera uniforme sobre la carretera y luego se alisa, dando a las calles una resistencia muchísimo mayor. En su uso como material para techos, lo más común es la utilización del denominado asfalto soplado, que se produce a partir de los residuos que quedan del petróleo luego de ser sometido a temperaturas de entre 204 y 316ºC.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados