Qué es el compost ?

> Inicio > Casa y Jardín

El compost es un abono natural que se forma a partir de materiales vegetales y otros restos orgánicos. Estos materiales se someten a un proceso de compostaje, que es una fermentación controlada. En el compostaje, los elementos orgánicos sufren una transformación que se convierte en un excelente abono para las plantas. El compost es un elemento muy popular en jardinería y agricultura.

Aunque es posible encontrar compost en tiendas especiales, también se puede hacer el proceso en el hogar. Los materiales que se usan para el compost pueden ser restos vegetales del jardín y también algunas comidas. También se usan el cacao, las lombrices rojas, fermentaciones de estiércoles, gallinazas, mezclas de vegetales compostados, restos agrícolas, orujo de uva, y muchos más. Además, puede contener nitrógeno, fósforo, potasio y algunos micronutrientes.

El compost se puede realizar en frío o en caliente. En frío, es el tradicional. Se trata de reunir y apilar los residuos vegetales del cultivo de árboles. Su uso ya no es frecuente debido a que por el bajo aumento de temperatura que presenta, no se forman las bacterias y los hongos que aceleran el proceso de descomposición y puede demorar más de un año. En cuanto al compostaje en caliente, utiliza elementos vegetales y orgánicos como el estiércol, que son ricos en nitrógeno. Se dan las condiciones ideales para la formación de las bacterias y hongos. El proceso de descomposición provoca un aumento en la temperatura que, luego de un tiempo de enfriamiento, transforma las características de los elementos, y mata los gérmenes y patógenos, formándose un muy buen material para las plantas en un período de tiempo mucho menor.

Es necesario que se den las condiciones para que se produzca el compost ideal. Los factores que se deben tener en cuanta son la humedad, que debe estar entre el 40% y el 60%. También es importante que tenca la temperatura adecuada, que comienza con 15º a 45º, y luego sube hasta los 70º, para destruir a los microorganismos nocivos. Luego, sólo las bacterias viven y consumen el oxígeno, que debe ser suficiente para el proceso; se da paso, entonces, a la etapa de enfriamiento y finalmente, el período más largo de temperatura ambiente. Además, es importante controlar las mezclas. La ideal es la que tiene un 70% de elementos ricos en carbono (elementos vegetales fríos como hojas y ramas de color café), y un 30% de elementos ricos en nitrógeno (estiércol y vegetales calientes que son de color verde). Finalmente, es importante que los materiales sean pequeños para facilitar el proceso de descomposición.

Para hacer compost en la casa, se puede hacer un montón en el jardín, pero lo recomendado es usar compostadores prefabricados que pueden ser de distintos materiales y tamaños. Además, se necesitan herramientas para voltear, tijeras podadoras y pala para sacar el compost. También se puede ocupar una biotrituradora, si se necesita romper material grueso; si se usa un termómetro, debe ser de alcohol de hasta 100%, ya que el de mercurio puede romperse y estropear la mezcla.

El compostador debe ubicarse sobre la tierra y preferiblemente en la sombra para conservar la humedad apropiada. Se le puede agregar material vegetal del mismo jardín como hojas, pasto, paja, ramas, y otras. Es importante que todo esté en pequeños pedazos. También se pueden usar productos del hogar como cenizas, cáscaras de huevo, frutas, verduras, yogures vencidos, corchos, aceite de cocina y otros. Hay que tener en cuenta que también hay cosas que no deben usarse, como carnes, huesos, vegetales y frutas podridos, excrementos de animales domésticos y humanos, ceniza o material de madera tratada y ningún material no orgánico.

La primera capa debe contener las ramas más gruesas y algunos piñones; luego se echan por capas los otros materiales como vegetales con cortezas y luego estiércol, y así, en forma alternada. Finalmente se debe regar. Mientras más triturados los materiales, más rápido se fermentan. También se puede comprar un acelerador de compostaje. El proceso puede durar de 3 a 6 meses, dependiendo de la estación del año. Mientras más calor, mejor.

Durante el proceso, es importante que no se pudra, ni despida mal olor. Si es así, se debe agregar material seco y voltear. En el caso que esté muy seco, se debe agregar material verde y voltear. Cuando esté listo, debe tener un color café oscuro, debe estar frío y debe oler a bosque. Se puede almacenar en bosas herméticas o usarlo inmediatamente. Se aplica al suelo una vez al año.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados