Qué es el gres ?

> Inicio > Industria y Construcción

El gres es un tipo de cerámica muy utilizada para revestir suelos. Se presenta en numerosas variedades, tamaños, texturas y colores, por lo que se ha hecho muy popular, además del conveniente precio en comparación con otros materiales. Existe el gres rústico y el porcelánico, siendo este último el más utilizado debido a sus propiedades estéticas en la decoración.

El gres se comenzó a producir en Alemania en el siglo XII; sin embargo, fue mucho tiempo después en el siglo XIV, que empezó a usarse en el resto de Europa. En el siglo XVI, fue introducido en Inglaterra. En ese entonces era característico que la cerámica fuera esmaltada poniendo sal común dentro del horno mientras la pieza se sometía al fuego. El resultado fue una cerámica dura, fuerte y hermética, que además, podía resultar en objetos mucho más finos que los realizados con cerámica común de arcilla. En 1671, John Dwight fundó una fábrica en Londres, en donde se realizaron objetos muy bien elaborados que han perdurado hasta el día de hoy. Están exhibidos en varios museos británicos. En la misma fábrica se realizaron mejoras y se logró imitar cerámicas de China y otros lugares, además de lograr darle al gres una variedad de colores. Se realizaron tanto artículos domésticos como figuras.

El gres está compuesto alúmina, sílice y álcalis procedentes de arcilla, feldespato, cuarzo y caolines. Se realiza cociendo pasta cerámica rica en fundentes a temperaturas muy altas (de 1200 ºC a 1350 ºC). El gres es en esencia, una piedra hecha por el hombre. Se diferencia de la porcelana por ser más opaco y sólo parcialmente vitrificado. Generalmente, es café o gris por las impurezas que contiene la arcilla utilizada para su elaboración. Además, el gres es normalmente esmaltado. Algunos consideran que la porcelana es un tipo de gres, pero, en realidad, la porcelana se distingue por ser más blanca y siempre vítrea.

Las dos clases principales de gres son el prensado, que puede ser esmaltado o porcelánico, y el excruido, que puede ser esmaltado o natural. El gres, generalmente presenta la desventaja de ser débil en climas fríos ya que se deteriora con las heladas. En el caso del gres esmaltado y el porcelánico, son muy resistentes y son los mejores para resistir esas condiciones. El más popular es el gres porcelánico, que se ha producido desde la década de 1980.

El gres porcelánico es el que más se acerca al concepto de roca natural y con él se pueden lograr combinaciones muy originales y llamativas. Es un material totalmente vitrificado y tiene una muy baja porosidad, que lo hace muy resistente. Es por ello que se utiliza especialmente en pavimento y revestimiento, logrando incluso sobrevivir en los climas fríos. También es resistente a los productos químicos como los de limpieza y es muy resistente a la abrasión. Además, es muy higiénico por su fácil limpieza. El gres porcelánico ha evolucionado y es posible encontrarlo natural o pulido. El natural es muy cotizado debido a su semejanza con las rocas de la naturaleza, como el mármol y la pizarra; también puede imitar a la madera. El pulido logra un efecto muy brillante y puede imitar muy bien al mármol pulido.

Otro gres popular es el gres rústico, que es especialmente utilizado para cubrir los suelos de terrazas y porches. Es muy efectivo para dar un toque rústico y tradicional a los espacios. No es poroso, por lo que también es muy bueno para los bordes de piscinas. Su desventaja es que es débil contra las heladas.

En general, el gres es un excelente material para usar en los suelos y también en las paredes. Los efectos son asombrosos y puede satisfacer todos los estilos, debido a su gran diversidad de opciones. Y no sólo es un material resistente y ornamental, sino también económico.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados