Qué es el mármol ?

> Inicio > Industria y Construcción

El mármol es una roca metamórfica no pulida que resulta del metamorfismo de la piedra caliza, que está compuesta principalmente de calcita, una forma cristalizada de carbonato cálcico. El mármol es ampliamente utilizado en construcción, en la ejecución de esculturas y en muchas otras aplicaciones. El mármol no sólo es un buen material de construcción; también posee cualidades estéticas en la decoración por su amplia gama de colores y su capacidad de brillar naturalmente después de ser pulido. La palabra mármol, también se utiliza para nombrar a todo tipo de rocas que pueden alcanzar brillo al ser pulidas.

La palabra mármol deriva del griego marmaron, que a su vez proviene de marmaros, que significa “roca cristalina” o “piedra brillante”; también se dice que deriva del verbo marmairō, que significa “brillar”.

El mármol se ha utilizado desde hace miles de años como piedra estructural y ornamental. Desde la Edad Media, se usó para pavimentar y revestir, debido principalmente, a la aparición de nuevas técnicas de extracción y transformación. En Grecia Antigua se utilizaban las variedades más famosas de mármol, extraídos del monte Pentelikon, en Atica, y del monte Parpessa, en la isla de Paros. Desde el siglo VI, el mármol comenzó a difundirse por todo Grecia. En el siglo VII, se difundió hacia Italia. Fue parte importante de la arquitectura bizantina y también en la época del Renacimiento, cuando alcanzó una mayor difusión. Lo mismo sucedió en el Barroco, período en que se utilizó ampliamente como revestimiento. Más adelante, en la década de 1960, se volvió a utilizar el mármol con nuevas tecnologías. Hasta el día de hoy, se han realizado grandes mejoras tecnológicas de transformación, que han hecho del duro mármol una piedra flexible y moldeable.

El mármol es una roca de origen metamórfico que resulta del metamorfismo de las rocas sedimentarias como las piedras calizas o las piedras dolomíticas. El metamorfismo produce una recristalización de la roca original en una composición entrelazada de calcita, aragonito, y cristales dolomíticos, con una mayor resistencia y dureza. Para realizar mármol se requiere alta temperatura y presión, que destruyen cualquier textura fósil o sedimentaria que hay en la roca. En el caso del mármol blanco, es el resultado del metamorfismo de piedras calizas muy puras. En cuanto a otras variedades de mármol, con vetas de colores, son resultado de impurezas minerales de arcilla, cieno, arena, óxido de hierro, o rocas silíceas, que estaban en la roca original en forma de granos o en capas.

Es el mármol blanco el que ha sido más utilizado por los escultores desde la época clásica. Se debe principalmente a la suavidad, la homogeneidad y la relativa resistencia a la rotura que tiene la piedra. Además, debido a que la calcita tiene muy bajo índice de refracción, permite que la luz penetre varios milímetros antes de ser manipulada, lo que resulta en una apariencia cerosa que da vida a las esculturas en mármol de figuras humanas.

En construcción, la palabra mármol se utiliza para nombrar cualquier roca calcita cristalina que sirva para la construcción de edificios. El mármol también se usa en una amplia variedad de industrias debido a que los mármoles de colores son una fuente pura de carbonato cálcico. Este último, convertido en fino polvo, es un componente importante del papel, de las pinturas, de los plásticos, incluso de la pasta de dientes. Culturalmente, el mármol se ha convertido en un símbolo de gusto refinado, y su variedad de colores lo hacen uno de los materiales decorativos favoritos.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados