Qué es el pie de atleta ?

> Inicio > Salud y Belleza

El pie de atleta o tiña podal es una infección en los pies provocada por hongos. El cuerpo humano se encuentra poblado de una gran variedad de bacterias y hongos. Un cierto tipo de estos puede multiplicarse rápidamente cuando se encuentra en las condiciones adecuadas y causar infecciones, lo que provoca el pie de atleta, por lo general, entre los dedos de los pies o en las manos. Dentro de las infecciones micóticas, ésta es la más común.

Aquellas personas que usan zapatos cerrados, especialmente recubiertos con plástico, mantienen los pies húmedos durante períodos prolongados, padecen de sudoración abundante o desarrollan una lesión menor en las uñas o en la piel; son más proclives a contraer el pie de atleta. Este hongo es contagioso y puede ser transmitido por contacto directo o por medio de artículos como los zapatos, calcetines y superficies de piscinas y duchas.

El pie de atleta se presenta como una zona enrojecida y que produce picazón. Su síntoma más común es el despellejamiento entre los dedos de los pies y se puede tener la sensación de quemadura o picazón. En algunos casos, se generan ampollas o costras y, también puede supurar. Estos síntomas pueden presentarse, a su vez, en talones, palmas de las manos y entre los dedos de las manos. En el caso del que el hongo llegue hasta las uñas, éstas se decolorarán, engrosarán, e incluso, se desmoronarán.

Para detener su desarrollo se pueden aplicar distintos medicamentos antimicóticos, ya sean en polvo o en crema. Una vez que las evidencias del pie de atleta han desaparecido es importante continuar con el medicamento entre 1 y 2 semanas más, de esta manera se evita que reaparezca.

Existen ciertas claves para prevenir su aparición, entre las que están: mantener los pies limpios y secos, especialmente entre los dedos; lavar bien los pies con jabón y agua y secar el área completamente y con mucho cuidado, al menos dos veces al día; y usar medias limpias de algodón y cambiarlas, al igual que los zapatos, lo más frecuentemente posible para mantener los pies secos.

Si bien el pie de atleta es un mal frecuente y que no implica gravedad, si no se le trata a tiempo y como es debido, se corren riesgos de que la situación se complique y sea necesario recurrir a un médico para que recete antimicóticos más fuertes. En el caso de que la persona padezca de diabetes, es fundamental consultar al doctor.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados