Qué es el psicoanálisis ?

> Inicio > Salud y Belleza

A partir de su origen griego, el psicoanálisis busca estudiar el psykee, es decir, el alma. El padre de esta disciplina, el médico austríaco Sigmund Freud, busca revelar el inconsciente de los individuos y buscar las respuestas a los traumas e inhibiciones de los seres humanos. A partir de 1890 esta disciplina comienza a difundirse alrededor del mundo.

Las primeras aproximaciones que Freud tiene al psicoanálisis son en el hospital Salpêtrière de París. El neurólogo Jean Martin Charcot inducía a hipnosis a pacientes aquejados por cuadros histéricos de manera de suprimir los síntomas de este mal. Freud, junto a Joseph Breuer, notaron que las personas sometidas a la hipnosis no tenían conciencia de las experiencias que relataban, sin embargo, sí influían en su comportamiento.

A partir de esos casos clínicos, Freud esboza los primeros lineamientos de su teoría: plantea que todos los problemas estudiados en los pacientes se deben a impulsos sexuales que han sido reprimidos por ser socialmente inaceptables.

Durante la terapia del psicoanálisis, lo que se busca es acceder al inconsciente del paciente de manera de llegar al origen de los conflictos del individuo. El inconsciente es aquella información que se encuentra dormida en nuestro interior, que no tenemos conciencia de que está presente, pero que influye y determina nuestro actuar y comportamiento.

Esta búsqueda interna implica que el paciente revele su personalidad y es muy común que salga con disgusto o rabia de las sesiones ya que deberá adentrarse en aspectos de sí mismo que no le agraden. La forma de alcanzar este autoconocimiento es por medio de las interpretaciones y conexiones que el terapeuta establezca de la conversación con el paciente.

Existen diferentes maneras de que el terapeuta logre llegar a la raíz del problema de su paciente. Puede hacerlo por medio de transferencia, de asociación libre, o por medio de la interpretación del discurso del paciente. Para éste último, el médico pone especial preocupación en la interpretación de los sueños y los actos fallidos, que son una especie de descarga del inconsciente en el consciente que Freud considera muy importante.

Como mecanismo de tratamiento de enfermedades mentales, es un método criticado. Sus detractores afirman que no tiene sustento científico y que desconoce las consideraciones bioquímicas de las enfermedades. Además, son tratamientos que pueden durar años, dependiendo de si se busca tratar un tema en específico o es un problema más general.

Este método tiene mayor vigencia en los países de habla hispana y en Europa, aunque su influencia comenzó a disminuir a mediados del siglo XX. Actualmente, se le reconoce por su valor de fomentar el autoconocimiento del individuo, más que por su capacidad de mejorar las enfermedades mentales.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados