Qué es el romanticismo ?

> Inicio > Arte y Humanidades

El romanticismo es el movimiento cultural que rompe con toda regla estereotipada y que antepone las emociones y sentimientos del autor en la ejecución de su arte. Cualquier regla, especialmente clasicista o neoclásica, era cuestionada para permitir que el autor y el espectador fundan sus emociones, pues si algo tiene el romanticismo es que el autor hace llegar sus emociones pero no para que el espectador las vea o presencie si no para que las viva. Este movimiento empieza en Alemania e Inglaterra donde tal vez sus máximos expositores son Goethe y Lord Byron en la literatura.

Coloquialmente hablamos del romanticismo para referirnos a todo lo relacionado con el amor, especialmente en su aspecto emocional y "platónico", lo que se deriva en parte de las ideas asociadas al movimiento mencionado, y también en parte por el romance como sinónimo de las novelas de caballería medievales.

En el caso de Goethe es famoso su libro llamado “Werther” un epistolario (un libro de cartas) donde el personaje nos lleva por la senda de una decepción amorosa que lo lleva a suicidarse. Como anécdota, vale la pena mencionar que el libro fue tan exitoso que se encontraron muchos suicidas abrazando el libro pues se identificaban hasta ese punto con el personaje y una nota curiosa, Goethe escribe el libro para librarse de la idea de suicidarse pues había recibido una gran rechazo amoroso.

En Francia sobresaldrán tres grandes genios del romanticismo: Víctor Hugo, Alexandre Dumas y Alexandre Dumas hijo. Mis favoritos son los Dumas, sobre todo el padre que llevaba una pasión que desborda en sus libros de aventuras: “Los tres Mosqueteros”, “El conde de Monte Cristro” y “Veinte años después”. Es una lástima que se cuestione la autoría de muchos de sus libros, pero así fue Dumas padre, utilizó la mano de obra de otros escritores y amigos.

En la literatura española mi favorito hablando del romanticismo es Gustavo Adolfo Bécquer, aunque algo tardío dicen muchos, representa un romanticismo más puro en el sentido de que no se preocupa tanto de la política como ocurre con otros autores como Zorrilla. El primero de los románticos y el último de los clásicos en la música fue Beethoven que con una fuerza inusitada nos lleva desde los campos de batalla en su sinfonía “Heroica” (que dedicó a Napoleón y que luego destroza la larga dedicatoria al saber que el gran general se convierte en emperador para dejarle ese título simple) hasta realizar un grito de esperanza en su novena sinfonía, llamada de la Esperanza precisamente o la Coral pues utiliza un coro de voces para expresar (estando sordo) lo que ya solo la voz humana podía hacer.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados