Qué es la aritmomanía ?

> Inicio > Salud y Belleza

Es una mala traducción del término en inglés “arithmomania” pues en español se conoce con el nombre de “desorden obsesivo compulsivo numérico” o “trastorno obsesivo compulsivo numérico” y a veces lo abrevian como TOC numérico, también algunos lo llaman el trastorno “Conde Contar” en recordatorio del personaje de “Plaza Sésamo” (Sesame Street) conocido en España como el “Conde Draco”, “Conde Contar” en América Latina y en los países de habla inglesa como “Count von Count” (recordemos que en inglés “count” quiere decir contar y conde).

La pura verdad no hay un único TOC numérico porque pueden darse significativas diferencias en algunos pero todos asociados a números o sus operaciones. Como nota adicional un TOC es un desorden provocado o desatado por la ansiedad de las personas, que se caracteriza porque la persona tiene pensamientos muy profundos, recurrentes y persistentes sobre algo, por lo que realizan conductas repetitivas que alivianan esta ansiedad. En el caso del TOC numérico o aritmomanía la ansiedad se ve aliviada si la persona encuentra una asociación matemática, sobre todo aritmética a un número o varios.

El primer caso conocido es de un señor que pasó toda su vida de manera desapercibida en Alemania, y al morir encontraron en su vivienda una lista donde con exagerado detalle contaba todo: cuantos postes de luz había entre su casa y el trabajo, cuantos cigarrillos, pantalones, camisas, zapatos había comprado en su vida, había puesto todo con extremo cuidado y lo había contado todo, la lista databa desde tiempos de su infancia.

Otra manifestación interesante de este desorden es que asocia cualquier cosa a un número en particular, se dice que el gran genio Nícola Tesla tenía una compulsión por el número tres, de manera que buscaba que todo a su alrededor estuviera dispuesto de tres en tres o múltiplos de ese número. Un dato interesante es el que refieren varios especialistas sobre que los pacientes con este tipo de desorden parecen estar conscientes de sus compulsiones pero no logran asociarlas con sus obsesiones, por ejemplo saben que es un comportamiento anormal el deseo de lavarse cinco veces las manos o usar cinco terrones de azúcar para endulzar todo, pero no lo conectan con el número cinco en sí.

Hasta hace unos treinta años estos trastornos se veían como algo incurable y en su mayoría de la veces, algo inofensivo. Sin embargo, como se trata de una enfermedad degenerativa (no encuentro mejores palabra) con el tiempo la persona se vuelve no funcional y hasta puede perder la cordura en casos extremos.

Las terapias más usadas por los especialistas para la aritmomanía y problemas similares hoy día implican tratamientos farmacológicos y una exposición controlada a situaciones adversas, por ejemplo entrar una habitación donde esté todo desordenado y no sea posible establecer una relación numérica.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados