Qué es la automatonofobia ?

> Inicio > Salud y Belleza

El término automatonofobia viene del francés, pero podemos traducirlo directamente de sus raíces latinas y griegas. Viene de “autómata” y “fobia”. El primero se traduce directamente como “ingenios mecánicos”, “espontáneos” o “actúan por sí mismos” y se refiere a toda aquella máquina que tiene un mecanismo interno que le permite hacer ciertos movimientos, en general se suele entender que son máquinas que imitan el movimiento y la figura de seres vivos.

Luego está el término “fobia” que todos conocemos: miedo o aversión. La automatonofobia es el miedo o aversión que se puede desarrollar a aquella figuras o máquinas que tienen un movimiento similar al de los seres vivos o que se parecen a seres vivos y se mueven. Sería el caso maniquíes, muñecos, muñecos de ventrílocuo, muñecos de cera y en fin todo lo que parezca vivo.

Muchos usan el término “pupafobia” para describir el miedo a las marionetas y figuras por el estilo pues el término “pupa” viene del término “puppet” que es de origen anglosajón, aún cuando también se dice que tiene sus raíces francófonas. Pero aún en el caso de los títeres el término más apropiado es automatonofobia.

Para aportar un poco más sobre el término por sí mismo, no lo he podido encontrar en el diccionario de la Real Academia pero dentro de los varios términos que encuentro resulta que éste es el más apropiado. También algunos incluyen dentro de esta condición al miedo a los payasos y a los mimos, pero parece que el término correcto en este caso es coulrofobia.

En general este trastorno es uno de los miedos más comunes, junto con la coulrofobia, contra la opinión de muchos que creen que se trata de miedos poco comunes. Tienen un origen común: algún trauma importante durante la niñez. Por lo tanto es muy difícil lidiar con estos miedos en particular porque muchas veces el evento traumático está bloqueado en la mente de las personas y las estrategias que permiten a los especialistas realizar un buen tratamiento son realmente pocas.

La principal es la terapia de aproximación, que consiste en permitirle a paciente un acercamiento paulatino y tolerable a los muñecos que causan el miedo irracional hasta alcanzar cierta comodidad. Muchos han encontrado que la hipnosis es también un buen recurso pero sus resultados varían mucho de un paciente a otro. En casos muy extremos se tiene que evitar que el paciente se enfrente a situaciones en las que tenga que verse en contacto con los muñecos, pues el trauma es muy profundo y no se ha podido resolver de ninguna manera.

Los síntomas más usuales son los que uno asocia a la ansiedad y varían desde la simple incomodidad hasta auténticos ataques de pánico. Cuando joven escuché como un amigo mío contaba que su hermana le tenía miedo a los “robots” y como su papá poco a poco la ayudó a perder el miedo llevándola a ver documentales y películas sobre el tema. Sin embargo cometió una pequeña imprudencia cuando colocó un reloj despertador cuya carátula tenía un autómata dibujado junto a su cama a manera de regalo. Lo curioso es que cuando ella se acostó estaba conciente de que el reloj estaba allí y al activarse la alarma la joven empezó a proferir gritos de terror. Nunca pudieron explicar el porqué de la reacción y lo más curioso es que nunca más volvió a ocurrir, ella insistió en conservar el reloj junta a su cama.

Ya ha pasado mucho tiempo desde que esto ocurrió y la única explicación que encuentro es que ella estaba poco consciente del reloj al despertar pero el incidente le enseñó a lidiar de manera aún mejor con su problema de automatonofobia.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados