Qué es la eficiencia ?

> Inicio > Industria y Construcción

La eficiencia económica consiste básicamente en producir la mayor cantidad al menor costo, o lograr los resultados esperados usando la menor cantidad posible de recursos. Este concepto para muchas empresas es primordial, tanto así que llega a determinar el tipo de sistema que se emplea. La eficiencia económica queda al descubierto cuando una empresa determinada se plantea un objetivo específico, y dependiendo de la eficiencia en sus procesos, podrá o no lograrlo -  una organización ineficiente puede llegar a no ser rentable.

Por estos motivos, es posible hablar de diversos tipos de eficiencia económica. Por ejemplo se hace referencia a una eficiencia por costes, eficiencia de ingresos o eficiencia en beneficios.

La eficiencia por costes dice relación de un objetivo consistente en conseguir el menor precio o costo para la mayor cantidad de producción posible. Para que se reduzcan los costos en la fabricación de un producto en una empresa determinada, ésta última debe cumplir con las siguientes condiciones; ocupar al mayor rendimiento de los factores y de esta manera se utiliza la menor cantidad posible, es decir, cumplir con una eficiencia técnica. Por último y en segundo lugar, los factores productivos deben trabajar en proporción a lo que dictan los precios, en otras palabras de hacer una selección muy detallada del proceso productivo más indicado, lo que significa lograr una eficiencia asignativa. Si la empresa es capaz de combinar ambas eficiencias, la técnica por una lado y la asignativa por el otro, es capaz de ser eficaz en lo que se refiere a los costos de producción

La eficiencia por ingresos consiste en obtener el máximo ingreso considerando el costo de los factores y el precio total del producto para ser posteriormente vendido. Para obtener una máxima en los ingresos es necesario que la producción del bien se cumpla con eficiencia técnica (factores obtengan la mayor producción alcanzable), pero también se debe tener en cuenta que el precio que se le adjudicará al producto final debe tener una relación con los del resto de los productos ofrecidos en el mercado, de tal manera que los ingresos alcanzados sean significativos, a esto se le llama eficiencia asignativa en las producciones. Con ambas eficiencias anteriormente mencionadas la empresa es capaz de lograr una eficiencia en los ingresos.

En tercer y último lugar, en lo que se refiere a la eficiencia en beneficios se intenta alcanzar la máxima en los beneficios, lo que implica el máximo de ingreso al mínimo costo. Para esto se requiere la existencia de una eficiencia en ingresos y eficiencia en costes. En otras palabras es necesaria una eficiencia técnica, factores adecuados según sus precios y combinar adecuadamente los productos en función de los precios.

Se podría pensar que la eficiencia es aplicable para mejorar todos los procesos en la vida cotidiana, pero esto no es así, y solo aplica a ciertos procesos susceptibles de ser reducidos de manera mecánica; por ejemplo los músicos de una orquesta no son más "eficientes" si terminan antes de interpretar una determinada pieza u obra musical - por un lado les quedaría tiempo para ejecutar más obras, pero por otro, lo más importante, no estarían ejecutando correctamente la obra. Tanto en el ámbito del arte como en otras esferas del quehacer humano, la eficiencia no es una buena medida o parámetro de medición.

Para algunos ámbitos, tiene más sentido hablar de "eficacia", es decir, la habilidad o capacidad para lograr un determinado resultado, de la manera más precisa posible.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados