Qué es la flora intestinal ?

> Inicio > Salud y Belleza

La flora intestinal es un conjunto de microorganismos que viven en el tracto digestivo, especialmente en los intestinos. Recibe ese nombre porque la palabra “flora” se aplica a vegetales y a microorganismos indistintamente que viven en un medio ambiente especializado, según las definiciones más resumidas o técnicas que podemos encontrar. En el caso del ser humano, en su interior viven alrededor de unas cuatrocientas especies de microorganismos y el 98% de ellos viven en el intestino. Técnicamente hablando todo el tracto digestivo está en contacto con el medio ambiente externo por medio de los alimentos y nutrientes que ingerimos, y junto con la piel es la barrera más importante que tenemos en contra de los organismos patógenos.

Sin embargo si hacemos una comparación la piel tiene unos dos metros cuadrados mientras que si extendemos solo los intestinos sobrepasan los cuatrocientos metros cuadrados. Pues parafraseando a Celia Cruz “aquí hay cama pa' tanta gente”, lo grande en longitud de los intestinos permite que muchos microorganismos vivan allí. La flora intestinal se va formando por etapas ya que el intestino de los fetos no cuentan con ella, sin embargo la primera flora que se establece allí procede del líquido amniótico y de las bacterias que viven en la vagina de la madre. Luego, durante la lactancia, a través de las “primeras leches” o “calostros” como lo llaman en muchos de nuestros países, la siguiente flora se forma, sin embargo durante este período no se produce la vitamina K, que se produce exclusivamente allí y de allí la importancia de darle un suplemento por esta época.

Luego de que se desteta al niño la flora va cambiando paulatinamente hasta que adquiere las características del adulto. Aparte de producir la vitamina K, la flor intestinal participa en la absorción de carbohidratos, muchos de los ácidos grasos son producidos allí y permiten la recuperación y absorción del calcio, hierro y el magnesio. También le permite al sistema inmune distinguir entre las bacterias que se deben destruir o no.

De allí lo problemático cuando un se produce una infección por estas bacterias al invadir otros tejidos, lo que llaman una peritonitis, muy común en las heridas de guerra o combate en el vientre y la causa de muerte principal en las guerras previas al siglo XX. El sistema inmune está muy “acostumbrado” a la presencia de esas bacterias y tiende a ignorarlas por ello también el tratamiento es relativamente difícil, requiriendo una desinfección "manual" de los órganos y toda una batería de antibióticos. Las bacterias que logran “colarse” por el torrente sanguíneo son llevadas al hígado por una vena que recoge directamente la sangre de los intestinos hasta ese órgano.

Aparte de las deficiencias de vitaminas y la falta de absorción de carbohidratos y grasas, una flora intestinal mal formada es responsable de muchas enfermedades todas relacionadas con diversos tipos de “colitis” y el síndrome de colon irritable. Para casos muy extremos existe un tratamiento novedoso que consiste en reimplantar la flora intestinal utilizando medicamentos que favorecen su crecimiento y los famosos “probióticos” aunque muchos especialistas cuestionan la valides de tales tratamientos; faltan aún más estudios y tiempo de seguimiento para la validación completa de estas nuevas técnicas, aunque al momento parecen muy promisorias.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados