Qué es la halitosis y el mal aliento ?

> Inicio > Salud y Belleza

La halitosis, conocida popularmente como mal aliento, es un síntoma de determinados problemas en el organismo que producen mal olor cuando se respira o abre la boca. Este mal suele pasar desapercibido por la propia persona y requiere que terceros le cuenten del problema. Es bastante corriente, incluso se afirma que un 50 porciento de la población la padece y puede manifestarse en una forma ligera, por ejemplo, cuando se manifiesta exclusivamente al levantarse.

Las causas del mal aliento pueden ser muchas. Cuando se comen alimentos como el ajo y la cebolla, o cualquiera que sea incorporado al flujo sanguíneo, son transferidos por los pulmones y, luego, el olor es expelido por el aire que la persona respira. Es más corriente entre la gente que fuma.

No obstante suele relacionarse este problema con la falta de higiene en la cavidad oral, también puede ser consecuencia de enfermedades que se producen en la faringe como faringoamigdalitis aguda y crónica y adenoiditis. En cuanto a la rinitis supurada, sinusitis, bronquiectasias, cuerpos extraños bronquiales y un absceso pulmonar que afectan al sistema respiratorio también pueden producir halitosis. Cuando se presentan divertículos esofágicos, hernia hiatal, esofagitis, gastritis, úlcera de estómago, infección por helicobacter pilori o una alergia alimentaria, todas enfermedades del aparato digestivo, pueden provocar mal aliento. Por último, males sistémicos como la diabetes, insuficiencia renal crónica o un fallo hepático agudo pueden conducir a problemas con el hálito. Además la boca seca o xerostomía también es una causa del mal aliento, ya que se reduce la producción de saliva y la boca es incapaz de limpiarse a sí misma. La más frecuente es la halitosis de origen bucal, la que representa entre un 80 y 90 porciento de las personas que padecen de este mal.

Para poder tratarla es necesario realizar un diagnóstico que arroje el origen o causa de la halitosis. Así, si es bucal, deberá ser tratada con un dentista; si es digestiva, la verá un gastroenterólogo. Por medio de una máquina llamada Halimeter se puede determinar cuál es la raíz del problema. Este aparato consiste en una bombilla que se introduce en la boca por tres segundos. Ésta aspira el aire de la boca y señala los índices de VSC (volumen de sulfuro en composición). De esta manera se corrobora si es que hay o no un problema y a qué se debe.

Es importante tener presente que la bacteria que produce el mal aliento es transmisible, es decir que puede traspasarse de una persona a otra por medio de besos o con el uso de los mismo cubiertos, por ejemplo. El que sea transmisible no es sinónimo de que sea contagioso, ya que la persona puede no manifestarla. Sin embargo es un portador y en el caso de que, quien padece la enfermedad, quiera tratarse, es importante que se haga con la pareja para eliminar todas las bacterias riesgosas.

El tratamiento a realizar dependerá de la causa de la halitosis. Sin embargo siempre es recomendable mantener una buena higiene bucal y utilizar pastas de dientes que contengan peróxido de hidrógeno, ya que contribuyen a controlar el mal aliento. También se puede consumir una infusión de ajenjo (se vierte una cucharada de ajenjo en agua y se le deja reposar 10 minutos) después de cada comida.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados