Qué es la homeopatía ?

> Inicio > Salud y Belleza

Según la Real Academia de La Lengua, homeopatía significa: Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.

La idea básica de la homeopatía, es que el cuerpo humano, está diseñado para tener una vida saludable. Por lo mismo, esta salud depende de nosotros. Es así, como la homeopatía, busca en la enfermedad, la manera más eficiente de curar a aquella persona que se encuentra aquejada. Por ende, por medio de la homeopatía, al estudiar la enfermedad que nos aqueja, sabremos como estimular al cuerpo, para que este se nos sane. Ya que como finalidad, la homeopatía busca el potenciar el sistema inmunológico, para que este termine sanando al propio paciente.

¿En qué se centra la homeopatía como cura? Pues bien, la homeopatía practicada por profesionales, busca por medio de la disolución de ciertos activos naturales, que muchas veces son utilizados por los medicamentos convencionales, la potencialidad de los mismos. Ya que es su creencia, que por medio de este simple proceso, el medicamento quedará exhortado de sus características negativas, como toxicidad y sus respectivos efectos secundarios. Es así como se dice, que la homeopatía, se preocupa de manera íntegra en cuanto a sus pacientes. Ya que la medicina convencional, por medio de sus medicamentos, sólo vela por el aspecto físico, en cuanto busca la pronta cura de una enfermedad. Pero la homeopatía, al quitar los efectos secundarios, de la medicina convencional, vela por algo más que sólo lo físico. Vela también por el paciente, como un ente integral.

Es por esta razón, que se comenta que la homeopatía, trabaja de una manera más lenta, que la medicina convencional. Ya que al diluir, señalan sus detractores, minimiza la potencialidad del fármaco, en vez de potenciarla como se señala en la homeopatía. Situación que es negada de manera tajante por quienes practican la homeopatía.

Los medicamentos homeopáticos, en su generalidad, son producidos a partir de elementos naturales. Los cuales son molidos cuidadosamente, para mantener de manera íntegra, el principio activo, de aquel producto natural. Luego, se le añade a esta molienda alcohol y agua para su preservación. Asimismo, por medio del alcohol y el agua, se logra que el elemento natural ya molido, se vuelva más blando para su comercialización. Ya que luego este líquido, será filtrado, para ser almacenado en pastillas o en notarios, si se necesita suministrar de manera líquida.

A medida que la mezcla se va filtrando, se va logrando una mayor potencia del medicamento. Hay que recordar, como se mencionó anteriormente, que la homeopatía, buscaba eliminar lo negativo de los medicamentos convencionales, para provocar un potenciamiento del fármaco. Esto se logra por ir filtrando de manera constante la solución original, con alcohol o agua. Por ende, se le añade dosis de alcohol o agua y se filtra.

Por medio de éste proceso, se va logrando diversas potencias en cuanto al efecto mismo del medicamento como tal. Es por lo mismo, que en la homeopatía, existen rangos, los cuales hay que respetar según la gravedad de la enfermedad y qué es lo que se desea lograra en cuanto a una cura exitosa.

Por lo mismo, existen remedios dentro de la homeopatía, que se toman cada cierta cantidad de minutos u horas. Los cuales tienen un efecto menor, en cuanto a capacidad curativa. Esto se debe, ya que las enfermedades que se atacan con estas dosis, no necesitan de una mayor efectividad. Asimismo, existen remedios que se toman una vez al día o tres veces al día, los cuales tienen una efectividad mayor que las anteriores. Por último, están aquellos medicamentos homeopáticos, que se toman una vez al mes e incluso una vez al año, los cuales están diseñados para las enfermedades más graves o crónicas.

En cuanto al origen de la homeopatía, esta debe su ser, al médico alemán Samuel Hahnemann, quien a finales del siglo XVIII, comenzó a desarrollar esta práctica alternativa. Pero fue gracias al norteamericano James Tyler, que la homeopatía llegó a su madurez. El vio en la suministración de elementos naturales, la respuesta a varias enfermedades, como la aminoración de los efectos secundarios, de la farmacología convencional. Eso sí, ambos vieron la base de la homeopatía, que se mencionó anteriormente. El que al diluir estos elementos, se lograría llegar a la esencia misma de la sustancia o principio activo de los mismos.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados