Qué es la menopausia ?

> Inicio > Salud y Belleza

La menopausia es el período de transición que concluirá cuando termine la fase reproductiva de la mujer. El cuerpo deja de producir óvulos, disminuye el estrógeno y la progesterona y las menstruaciones se vuelven cada vez menos frecuentes hasta que se acaban. Este fenómeno se presenta entre los 45 y 55 años e inhabilitará el cuerpo de la mujer para quedar embarazada. Las irregularidades en la menstruación, sea un aumento o una disminución en la frecuencia, pueden prolongarse entre 1 y 3 años. Una vez terminado el proceso, se pasa a la etapa de la posmenopausia.

Dentro de los síntomas, se pueden manifestar: sofocos (oleadas de calor) y enrojecimiento de piel, sudoración nocturna, insomnio, cambios en el estado de ánimo incluyendo irritabilidad, depresión y ansiedad, períodos menstruales irregulares, manchado de sangre entre los períodos, resequedad vaginal y relaciones sexuales dolorosas, disminución del impulso sexual, infecciones vaginales e infecciones de las vías urinarias.

Además, a largo plazo, pueden provocar una pérdida de hueso que lleve a una osteoporosis y cambios en los niveles de colesterol que pueden desencadenar una cardiopatía. La intensidad y el tipo de síntomas que se presenten, dependerá de cada mujer. En el caso de que los ovarios sean extirpados quirúrgicamente (menopausia quirúrgica), la disminución violenta del nivel de estrógeno conlleva que estos síntomas se presenten de manera más impetuosa.

La menopausia, como proceso natural no requiere de tratamiento, sin embargo, existen diferentes mecanismos para reducir las molestias producidas por sus síntomas. La persona debe evaluar si es que se somete a una terapia de reemplazo hormonal. Si bien, hace un tiempo era ampliamente recomendado, hoy existen dudas de sus consecuencias. Es importante sopesar los beneficios y desventajas de consumirlas junto con un médico.

Para evitar la terapia hormonal y reducir las molestias de los síntomas, los doctores recomiendan: vestirse con ropa ligera y en capas; evitar la cafeína, el alcohol y los alimentos condimentados; practicar respiraciones lentas y profundas cada vez que se comience a presentar un sofoco (tratar de tomar 6 respiraciones por minuto); acudir a un acupunturista; utilizar técnicas de relajación como yoga, tai chi o meditación; consumir alimentos de soya; permanecer sexualmente activa para preservar la elasticidad de la vagina; realizar los ejercicios de Kegel diariamente para fortalecer los músculos de la vagina y la pelvis; y utilizar lubricantes a base de agua durante la relación sexual.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados