Qué es la oferta ?

> Inicio > Negocios

En su etimología original la palabra oferta se puede entender como una “promesa” o “adelantar un anuncio o acción”. De manera general lo entendemos más como lo primero: la promesa de dar, cumplir con algo o de hacer algo, por ejemplo cuando “se ofrece matrimonio”. En el ámbito del derecho una oferta es la promesa de pagar algún dinero, hacer alguna acción correctiva o descontar una pena menor a cambio de evitar una querella.

Por otro lado en economía la oferta tiene dos usos: La primera tiene que ver con algo muy práctico, es el compromiso que toma un contratista ante una empresa de realizar algún servicio o proveer algún producto si se extiende un contrato entre ellos y es lo que llamamos una oferta de servicios que suele presentarse con otras pues compiten por establecer el mencionado contrato. Muchas veces estas competencias son llamadas “licitaciones” en especial si se trata de adquirir contratos con el gobierno, donde predomina el concepto de ofrecer el servicio más barato, que tiene el inconveniente de que “barato” no significa “mejor”. Por eso cada vez que se sacan estas licitaciones de ofertas de servicios hay que establecer reglas bien claras (como las especificaciones, para no tener sorpresas en cuanto a los resultados, por ejemplo en cuanto a la calidad de las construcciones - hay que recordar que algo de calidad no es necesariamente algo bueno, sino que algo ajustado a las especificaciones), así en teoría se evitan abusos.

La segunda no deja ser práctica aún cuando es más teórica, se entiende por oferta al conjunto total de bienes, servicios, mercadería o dinero que un mercado tiene a disposición de los compradores en determinadas condiciones; este sentido es el uso que se le da en el ámbito económico con más frecuencia. Por ejemplo seguro hemos leído en los periódicos como los países productores de petróleo se reúnen de manera rutinaria, ya que si bien el precio de este bien lo decide el mercado, ellos tienen control sobre la oferta del mismo, es decir la producción que va a determinar la cantidad de barriles disponibles en el mercado en un determinado momento del tiempo - ello junto con la demanda por esos barriles va a determinar el precio (el asunto no es tan sencillo como controlar la oferta para siempre maximizar el precio, ya que sencillamente se podrían buscar con más ímpetu bienes alternativos, en este caso fuentes alternativas de energía, por dar un ejemplo, las que llegando a cierto precio del barril comienzan a ser viables económicamente).

Con cierta simpleza muchos interpretan como oferta al precio que tienen los servicios y bienes en función a la demanda como cuando una persona le dice al vendedor “mi oferta es de ...” o un vendedor da a entender que el precio está rebajado diciendo “está en oferta”. Los primeros estudios de la oferta de mercados se hicieron estudiando como se comportaba la oferta de un solo producto con las premisas de que existen un número indefinido de vendedores y compradores, que las condiciones de producción no intervengan y que los planes de un comprador no interfieran con los de los otros.

En estas condiciones se da un “mercado perfecto” en el que las transacciones de un comprador o de un vendedor son relativamente pequeñas con respecto al volumen total de las transacciones, haciendo que se cumpla la condición de que a mayor demanda y menor oferta el precio aumenta. También existe el incentivo sobre el precio-calidad, un productor puede ofrecer una mayor calidad y con ello aumentar el precio, de esta manera más compradores adquieren su producto por ser de mayor calidad, aumentando las ventas y los beneficios. De manera proporcional entonces el productor puede hacer una oferta mayor y de mejor calidad a un precio aceptable beneficiando al comprador.

Un caso interesante es el de la oferta de los salarios, un trabajador puede verse tentado a trabajar más horas o cambiar de empleo si se le aumenta el salario pero en un momento dado puede considerar que un nuevo aumento no vale la pena el esfuerzo o que dada la cantidad de dinero que gana ahora ya no resulta atractivo aumentar las horas de trabajo. La oferta tiene muchas variables que son difíciles de tomar en cuenta y por ello se utilizan las curvas de la oferta que permiten un estudio más sencillo con ecuaciones un poco más simples (las ecuaciones de oferta-precio son en realidad modelos simplificados de la oferta y demanda, ya que en la práctica se dan una serie de variaciones que son sólo posibles de representar mediante regresiones y representaciones estadísticas procesadas por medio de computadoras).

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados