Qué es la petrología ?

> Inicio > Ciencia y Tecnología

La petrología es la ciencia dedicada al estudio de las rocas, que son el material sólido que compone la capa externa de la Tierra. Estudia las propiedades físicas, químicas, espaciales, mineralógicas y cronológicas de las rocas y de los procesos que las forman. Es considerada una de las principales ramas de la geología y, a su vez, se divide en dos ramas: la petrología exógena, que estudia las rocas surgidas cerca de la superficie terrestre y, la petrología endógena, que estudia las rocas originadas en las capas profundas de la Tierra.

La petrología divide las rocas en tres grandes grupos: las rocas ígneas, las rocas metamórficas y las rocas sedimentarias, cada grupo dividido, a su vez, e varias familias. La petrología endógena se ocupa del estudio de los dos primeros grupos, mientras que el tercero es parte del campo de la petrología exógena.

Las rocas ígneas o magmáticas son formaciones ocurridas por la solidificación de los magmas, que son masas de materiales en estado parcialmente líquido y que se encuentran en las capas profundas de la corteza terrestre a temperaturas extremadamente altas, llegando a varios miles de grados. Si el magma se solidifica estando dentro de la corteza, las rocas resultantes son llamadas plutónicas o intrusivas. Si el magma se solidifica en el exterior como consecuencia de la actividad volcánica, las rocas son llamadas volcánicas o efusivas.

Las rocas ígneas tienen estructura cristalina y se forman casi únicamente por silicatos. Se clasifican según su composición mineralógica. Entre las rocas plutónicas se encuentran los granitos, la más común del tipo, formadas por cuarzo y feldespato. Los gabros, formados por uno y más minerales de piroxena, olivino, biotita, serpentina, y otros. También se encuentran dioritas, sienitas, pórfidos y otros. En cuanto a las rocas volcánicas, son comunes los basaltos, de composición similar a los gabros y son las más comunes de las originadas por una erupción. Otros materiales eruptivos son los piroclastos y las lavas.

Las rocas sedimentarias son las que se forman en la superficie terrestre debido a la presión ejercida por el peso de los sedimentos que se depositan, lo que cambia la estructura y la composición de las rocas. Estas rocas son el producto de procesos ocurridos en épocas geológicas antiguas que en su mayoría han ocurrido en el mar; sin embargo, debido a cambios en la distribución de las aguas marinas, también aparecen rocas sedimentarias en los continentes.

Las rocas sedimentarias se dividen en las detríticas o clásticas y las químicas, que también incluyen las de origen orgánico y bioquímico. Entre las detríticas se encuentran los conglomerados, formados por fragmentos de más de 5 milímetros; las areniscas, constituidas por fragmentos entre 0,06 y 2 milímetros; y las arcillas, que tienen partículas menores a 0,06 milímetros. En cuanto a las rocas químicas, pueden ser calcáreas, como las dolomías; silíceas, como el sílex; fosfáticas, como las fosforitas; y salinas, como los yacimientos de sal.

Finalmente, las rocas metamórficas son el resultado de la transformación de otras rocas de origen plutónico o sedimentario. Se forman debido a los efectos causados por la temperatura y la presión, que modifican su textura, su composición mineralógica y su estructura. Los resultados dependen de la composición original y del grado variable en que actúan los dos factores mencionados antes.

Ejemplos de rocas metamórficas son las corneanas, que se producen por un aumento local de la temperatura dentro de la corteza y varían en composición, según la que tenía la roca original. Dentro de este grupo se encuentran los mármoles, resultados de la transformación de rocas carbonatadas y formados por calcita y dolomita cristalina. Otra roca metamórfica es la pizarra, que se forma debido a la metamorfosis de baja intensidad de los sedimentos de grano fino. Si la metamorfosis es de mayor intensidad, se forma el filadio, que es parecido a la pizarra pero de grano grueso; también se puede formar esquisto. Otra roca es el neis, que resulta de una metamorfosis con máximo grado de actividad. Está formado por cuarzo y feldespatos y es de grano cristalino y de estructura foliada. Otras rocas metamórficas, parte del estudio de la petrología, son las anfibolitas y las milonitas.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados