Qué es la pintura ?

> Inicio > Arte y Humanidades

La pintura puede interpretarse de dos maneras: la primera a la que me referiré es al recubrimiento que se le hace a un objeto con el fin de proteger su superficie. A veces se hace con lo finalidad de embellecer. Este tipo de pintura es la que llamamos pintura de “brocha gorda” aunque incluye técnicas muy refinadas. Sin embargo la pintura como protección de los objetos es posterior al “arte de la pintura” que es la segunda forma.

De esta manera la pintura es tan antigua como la humanidad y podemos definir la como la expresión plástica que utiliza pigmentos de colores sobre la superficie de objetos para manifestarse. En la edad de piedra nuestros ancestros plasmaron en las paredes de las cavernas y en otros lugares con técnicas muy sencillas imágenes de escenas de la época: como cazaban, los animales que cazaban y cosas por estilo.

De nuestra experiencia con culturas primitivas se saca la suposición de que la pintura representaba algo mágico o asociado a las creencias religiosas, y a decir verdad el arte religioso ha tenido una preponderancia en todas las grandes civilizaciones; pero no quiero descartar (a manera muy personal) que en los largos inviernos que hubieron después de la última glaciación se empleara mucho el tiempo en simplemente crear algo bello, algo en qué estar entretenido, de lo contrario ¿por qué encontramos bellos aún con el paso de milenios trazos tan groseros en esas paredes? La verdad debe ser que nuestro sentido de belleza debe ser tan primitivo como nosotros.

Existen básicamente dos tipos de pinturas, las que tienen como base el agua y las que tienen como base el aceite. Dentro de las primeras están la acuarela, la témpera, el acrílico y la pastel (también la llaman tiza o gis pastel). Dentro de las segundas están el temple, el óleo y el crayón. Otro aspecto que resulta muy importante en el ámbito de la pintura es el que tiene que ver con con las superficies que se van a utilizar, por ejemplo en papel se prefieren la acuarela y la pastel, mientras que en madera o yeso se prefieren el acrílico y el temple. Sobre telas, preparadas o no, siempre ha habido preferencia por el óleo o el acrílico.

Es muy interesante ver como los pintores se las ingenian para dar textura a superficies planas, por ejemplo aprovechando la “transparencia” de las acuarelas muy diluidas o la dureza que adquiere el óleo sin diluir o la témpera muy “seca”. La pintura es un medio muy versátil para transmitir ideas, como lo manifiestan las miniaturas que se usaron para decorar las biblias copiadas a mano durante la Edad Media y que son las predecesoras de las caricaturas, las tiras cómicas y el arte de la animación en el cine. Es predecesora de las técnicas fotográficas y cuando éstas se refinan hacen que la pintura busque nuevos rumbos que ha enriquezcan encontrando formas de expresión renovadas.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados