Qué es la psoriasis ?

> Inicio > Salud y Belleza

La psoriasis es una inflamación a la piel bastante corriente y está caracterizada por el brote de erupción en manchas rojas escamosas, predominantemente sobre los codos, rodillas, tronco, manos y uñas y cuero cabelludo. No es una enfermedad contagiosa y afecta a alrededor del 3 porciento de la población mundial. Es producida por un desajuste bioquímico e inmune. Esta enfermedad puede desarrollarse de forma repentina o gradual y puede aparecer y desaparecer repetidas veces con el paso del tiempo.

Aunque su causa es desconocida, pareciera que está vinculada a un trastorno hereditario que puede estar relacionado con una respuesta inflamatoria por medio de la cual, el sistema inmunitario, accidentalmente ataca las células del propio cuerpo. En la piel normal, las células nuevas tardan alrededor de un mes en trasladarse desde las capas más profundas de la piel hasta la superficie. En el caso de la psoriasis, este mismo proceso es mucho más rápido, llegando a realizarse en sólo unos pocos días. Así se produce un recambio constante de células, las células muertas no logran descamarse lentamente y se mantienen formando grandes escamas.

Existen ciertas conductas o elementos que pueden agravar la enfermedad como ciertos medicamentos, algunas infecciones bacterianas o víricas, el consumo excesivo de alcohol, la obesidad, la falta o exceso de luz solar, el estrés, los climas fríos y el rozamiento, rascado o fricción frecuente de la piel. En definitiva, cualquier lesión o irritación agrava la enfermedad. En el caso de pacientes inmunodepresivos o de portadores de enfermedades autoinmunes, la psoriasis puede ser muy severa.

Frente a la aparición de estas manchas, lo recomendado para tratarlas es utilizar un champú emoliente; corticoides en crema o loción capilar; antifúngicos tópicos; moderar la exposición solar; realizar una fototerapia artificial, previa sensibilización de la piel; someterse a baños diarios de avena y mantener una buena higiene cutánea; y tener buenos hábitos de salud, lo que incluye una dieta equilibrada, ejercicios, descanso adecuado y evitar el estrés.

Estas medidas sólo servirán en caso de que la psoriasis sea leve, cuando es grave (eritroderma psoriásico) incluso puede requerir de hospitalización. Para estos pacientes existe una nueva opción que consiste en inyectar medicamentos llamados biológicos (son proteínas) en vez de ingerirlo oralmente. Estos se dirigen directamente a la causa de la psoriasis y, de esta manera, detienen la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Este mal puede afectar de manera negativa la calidad de vida de los pacientes producto del rechazo o el miedo a éste del grupo de individuos del entorno. Además, algunos de los tratamientos para la psoriasis aplicados son muy largos y producen mal olor, lo que contribuye con la aislación de los pacientes. Todo esto agrava la enfermedad ya que aumenta el estrés del enfermo y dificulta más una solución rápida del problema.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados