Qué es un aneurisma ?

> Inicio > Salud y Belleza

Un aneurisma es una dilatación localizada de una arteria o vena ocasionada por una degeneración de la pared, en palabras simples un ensanchamiento en uno de los conductos sanguíneos. Para verlo con un ejemplo más accesible supongamos que vamos a “inflar” un globo de esos alargados que se usan para hacer figuras: pues bien, todos esos globos tienen pequeñas imperfecciones que hacen que el aire en un momento dado haga que unas partes se vean “más gruesas” o “más llenas” de aire, si se tratara de una arteria o una vena, esas partes equivaldrían a pequeños aneurismas. Los aneurismas más frecuentes se dan en las arterias, pues son los vasos que reciben más presión, o sea los de tipo arterial y, en cuanto a su localización, los de la aorta y los cerebrales, específicamente los ubicados en la base del cerebro, en el polígono de Willis. También se generan en las piernas, los intestinos y en la arteria esplénica (ubicada cerca del estómago).

 Entonces un aneurisma se da porque hay alguna imperfección en la arteria o vena. No se tiene claro cuáles son las causas de la degeneración de la pared arterial, sin embargo, lo más probable es que responda a un defecto de los componentes de la parte interna de la arteria. Además, se ha establecido que la hipertensión puede contribuir en la generación de este problema, especialmente en el caso del aneurisma aórtico abdominal. Asimismo, la enfermedad ateroesclerótica puede incidir en el desarrollo de aneurismas.

Más allá de lo mencionado, de lo que si se sabe es que por lo general este daño o imperfección se debe a una de dos razones: la primera citada por los textos (aunque no se si es la más común) es de origen genético, es decir la persona nace con este problema y en muchos casos no se puede detectar, recuerdo que haber oído decir que son como “bombas de tiempo” porque nadie sabe cuando el daño va a ser tan grande que produzcan “un derrame”, es decir que la pared del vaso ceda y la sangre se disperse por fuera de los órganos causando daños debido a la presión que ejerce sobre ellos y a los coágulos que se forman. La segunda causa es debida al desgaste natural que estos vasos sanguíneos tienen y por ello son más comunes en personas mayores o en personas que han sufrido algún tipo de infarto. También es común encontrar pequeños aneurismas en personas que realizan esfuerzos continuados o son sometidos a un sobre esfuerzo como ocurre con soldados en batallas prolongadas, deportistas de alto riesgo o personas que han sido torturadas. En general este tipo de aneurisma producido generalmente por golpes y escoriaciones son fácilmente reparados por el cuerpo y apenas dejan un daño localizado.

Los aneurismas se clasifican según la zona del cuerpo en que se presentan pero los más importantes son, tal como lo comentamos a modo de introducción, los que se dan en las arterias del cerebro y del corazón que son llamados aneurismas cerebrales y aneurismas del cardíacos, en estos casos cuando la pared del aneurisma falla se producen los famosos "derrames" del corazón o del cerebro. Los daños ocasionados en ambos casos dependen de que tan grande es la arteria dañada y que tanta sangre se disperse. Para poner un ejemplo, en un caso un aneurisma cerebral causó que la sangre "apretujara" el cerebro de la persona hasta llenar el 60% del cráneo, es obvio que la persona murió pues no la pudieron atender a tiempo.

Uno de los principales problemas para enfrentar los aneurismas es la escasez e, incluso, total ausencia de síntomas. Aquellos que son más cercanos a la superficie corporal pueden ser detectados gracias a una hinchazón con masa pulsátil que se registra en la zona en la que está ubicado. Sin embargo, en el caso de aquellos que se encuentran dentro del cuerpo y el cerebro, no se manifiestan de forma alguna. Una vez que el aneurisma ya se ha roto se puede producir un descenso en la presión sanguínea, alta frecuencia cardíaca y mareos. El riesgo de muerte a causa de esta ruptura es alto.

La manera de detectar un aneurisma es por medio de un examen físico, una ecografía y una tomografía computarizada. Una vez que es ubicado se puede realizar una intervención, ésta dependerá del tipo de aneurisma desarrollado y el lugar donde se encuentre ubicado.

Los aneurismas cerebrales son considerados los más mortales de todos (como en el ejemplo mencionado). Una vez que éste se ha roto, manifiesta una cefalea intensa y rigidez en la nuca, náuseas, vómitos y visión borrosa o doble. También puede presentarse como un accidente cerebrovascular, con déficit visual, hemiplejia y una intensa cefalea que no disminuye. En cuanto al aneurisma de la aorta, son más peligrosos aquellos que se desarrollan en el área torácica que en el abdominal ya que, en el caso de la primera, tienden a romper toda la pared de la arteria aorta, lo que aumenta fuertemente el riesgo vital. Estos aneurismas tienden a afectar más a las personas mayores de 60 años, producto del aumento de la arteriosclerosis, a medida que avanza la edad.

Las mejores herramientas para prevenir los aneurismas son llevar un control de la presión sanguínea alta y tomar todas las precauciones para evitar el desarrollo de la arteriosclerosis por medio de una buena dieta alimentaria, practicar ejercicio y controlar el colesterol.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados