Qué es un bonsái ?

> Inicio > Casa y Jardín

Para muchos, los bonsái, son hermosas plantas miniaturas, que alegran el hogar. Y no están equivocados. Los bonsái son verdaderas plantas miniaturas, pero no todas las plantas pequeñas pueden llamarse por este nombre. Hay que tener en claro, que los bonsái son una forma de arte, en la que se controla el crecimiento de el follaje y las ramas de un arbol mediante una serie de técnicas, aplicadas con precisión y paciencia por aquellos dedicados a esta disciplina.

La historia de los bonsái comienza en la antigua China, hace más de 2.000 años, donde el arte de cultivar árboles enanos se denominaba penzai o penjing. Una de las leyendas en torno a los comienzos de este arte dice que un poeta llamado Guen ming, al retirarse del servicio civil en el siglo cuarto A.C., se dedico a cultivar crisantemos en pequeños recipientes. También en otra leyenda se especula que un emperador de la dinastía Han, creo una réplica en miniatura de su imperio, para poder contemplarlo en su totalidad desde su palacio. Lo que si se sabe, es que entre los siglos séptimo y noveno, el arte llegó a Japón, en donde se conoce hoy en día como bonsái; como en la China el arte se practicaba al exterior, los árboles tienden a ser más grandes que para la modalidad japonesa, en donde es un arte de salón. En un comienzo sólo lo practicaban los nobles de la época, pero para el año 1600 se comenzó a popularizar entre gobernadores, samurai, mercaderes y gente del pueblo japonés. Hoy este arte se ha popularizado en occidente, y los árboles pequeños son apetecidos por hombres y mujeres para la decoración o para el cultivo personal.

La idea de un bonsái, es lograr un crecimiento armónico, de un árbol normal, en una estatura reducida. Los bonsái no llegan a medir más de un metro. Esta es una regla muy importante, la cual debe ser respetada, por todo aquel, que los cultiva. Todo bonsái debe buscar la armonía, En la cual se destaca, un crecimiento progresivo, en el que se debe respetar ciertas normas. La base del bonsái debe ser más amplia o gruesa, que la punta del tronco. Lo mismo debe ocurrir con las primeras ramas, con respecto a las de más arriba.

Su macetero, debe ser de un tamaño armónico, con respecto al bonsái en si. Ni muy grande, ni muy pequeño. Es fundamental el hecho del riego. La mayoría de los árboles que se ocupan, para cultivar un bonsái, son de corte tropical. Por lo que requerirán, de bastante riego. Claro que en una menor cantidad, cuando se está en invierno. Lo ideal, es ir viendo la sequedad de la tierra. Cuando esta denote sequedad, es hora de regar. Todo bonsái debe estar expuesto, al tiempo predominante. Son más de exterior, que de interior. Sólo se les debe cuidar, de una exposición prolongada, al sol. Otra norma general, es el colocarle, dependiendo la época del año, el correspondiente abono diseñado, para los bonsái. El cual puede ser adquirido, en cualquier tienda que se especializa en bonsáis.

La forma que pueden adquirir, es bastante variada. Los hay desde los verticales puros, hasta los en forma de cascada, pasando por aquellos inclinados, en forma de una verdadera “S”.

A medida que el bonsái va creciendo, será necesario el transplante del árbol a otro macetero más grande. De no hacerlo, el bonsái está destinado a la muerte. No se debe olvidar, que los bonsáis son árboles un tanto delicados. No se parecen a los que se han enterrado en tierra firme. Por lo que requerirán de un mayor cuidado y atención.

Con respecto a la poda de hojas, esta se debe hacer, cada dos meses (aproximadamente). Todo dependerá del crecimiento del bonsái y el hecho de mantener la estructura o figura, del bonsái.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados