Qué es un trastorno de ansiedad ?

> Inicio > Salud y Belleza

Por ansiedad se entiende a un estado de ánimo donde la agitación, la zozobra y la inquietud son la característica. Es muy natural que las personas pasen por estados de ansiedad, por ejemplo el tener que realizar un examen, hacer una entrevista de trabajo, un matrimonio, todo cambio en la vida de una persona puede implicar que pase por un estado de ánimo ansioso, lo que como veremos no es lo mismo que la condición mencionada.

El trastorno de ansiedad, una condición característica de nuestros tiempos,  es entonces otra cosa y no se considera como una sola enfermedad, sino como una serie de enfermedades mentales o manifestación de síntomas que tienen en común precisamente la agitación, la zozobra y la inquietud pero llevadas a un extremo en que la persona se ve envuelta potencialmente en una depresión, lo que conlleva a un estado de desesperanza, a un estado donde se espera lo peor, a esperar algo terrible y desagradable.

También es considerado uno de los estados por los que se pasa en algunas enfermedades como el trastorno maníaco depresivo o trastorno bipolar, el paciente pasa de un estado eufórico a uno de ansiedad y depresivo. Muchas publicaciones hablan con razón en plural “trastornos de ansiedad” por el hecho de tratarse de varias enfermedades pero las más conocidas son: trastorno de pánico, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de estrés post traumático, trastorno de ansiedad social o fobia social, también las fobias específicas como la aragnofobia (miedo irracional a las arañas), la hematofobia (a la sangre) o la bufonofobia (a los sapos y ranas), entre otros muchas; el más recientemente estudiado es el trastorno de ansiedad generalizada.

Con respecto a este último se caracteriza porque no se puede encontrar un motivo que provoque la ansiedad, para decirlo de manera clara, todos los trastornos de ansiedad tienen “disparadores”, es decir algo que provoca el ataque de ansiedad. Veamos ejemplos: en el caso de las fobias el disparador es el objeto al que se le tiene miedo: arañas, sangre (mi caso) o un sapo (el de mi esposa); en el trastorno de pánico puede ser cualquier lugar donde se haya tenido ya un ataque previamente, por ejemplo cuando un padre tiene un ataque de pánico cuando su esposa está a punto de dar a luz, digamos que en un hospital, entonces los hospitales se convierten en un disparador de sus ataques de pánico; y en el caso del trastorno de estrés post traumático es usual que un disparador sean las situaciones estresantes o con ruidos fuertes, como le ocurre a muchos soldados.

En el trastorno de ansiedad generalizada no se encuentra el detonante, simplemente la persona pasa preocupada y tensa todo el tiempo llevando las situaciones al extremo y algo tan sencillo como planear lo que se va a hacer durante el día ya de por sí se convierte en una marea de preocupaciones. Literalmente se ahogan en un vaso de agua.

Los tratamientos dependen mucho del tipo trastorno, algunos necesitarán la ayuda de medicamentos y muchos con ayuda de la terapia de la conducta llegan a llevar una vida muy normal. Por la naturaleza de estas enfermedades nadie llega a curarse del todo y es algo que se debe afrontar. No hay que negar que algo tan sencillo como preparar una cena, una “parrillada” o hasta helados para los amigos con las propias manos y ver como disfrutan comerlo resulta de lo más relajante, cosas que pueden ayudar. Claro que para todo hay que tener su “mano”, una de mis cuñadas quema hasta las cafeteras de hervir agua pero tiene una técnica de bordado y costura que rayan en lo exquisito.

Para finalizar, es interesante conocer un poco el mecanismo que en nuestros tiempos de incesantes demandas sobretodo en el plano laboral y económico, que puede potencialmente llevar a un trastorno generalizado de ansiedad a una persona sin enfermedades o trastornos mentales de otra naturaleza. Solemos decir coloquialmente que una persona sufre de "estrés", pero en realidad el estrés en si mismo no es una enfermedad, sino que una reacción del individuo hacia algo que percibe como una amenaza. Si esta situación se mantiene en el tiempo, la persona puede entonces presentar como respuesta un trastorno de ansiedad en alguna de sus formas; por ejemplo, es común que se comience con problemas para dormir, lo que si no se trata a tiempo, puede terminar en cuadros más graves, como llevar a una depresión o ataques de pánico, sólo por dar algunos ejemplos, dado que dependerá de cada persona qué síntomas manifestará.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados