Qué es una ecografía ?

> Inicio > Salud y Belleza

Una ecografía es un procedimiento de diagnóstico, que emplea el ultrasonido para crear imágenes bidimensionales o tridimensionales. Se utiliza para ver el estado de las estructuras internas del cuerpo, como órganos, venas y arterias. Aunque la ecografía sirve para observar casi todo el cuerpo, es más conocido por su uso en el período de embarazo, para observar el desarrollo del embrión y feto dentro del útero de la madre. Es uno de los mejores métodos de diagnóstico por su seguridad, precisión y rapidez.

La ecografía se usó por primera vez, como la técnica llamada “sónar”, que se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial para detectar submarinos. Más adelante, se desarrolló la ecografía, a partir del sónar, por su efectividad para observar el interior del cuerpo con la misma tecnología.

La ecografía se lleva acabo mediante un equipo llamado ecógrafo. El ecógrafo funciona emitiendo ondas de sonido que rebotan en las estructuras internas del cuerpo para producir imágenes de ellas. La ecografía se utiliza especialmente, para observar los órganos internos del abdomen y pelvis, las venas y arterias, y también el útero en período de embarazo. La ecografía no usa radiación, como sí lo hacen las radiografías y tomografías; por ello, la ecografía se considera un método muy seguro, especialmente, durante el embarazo, ya que, hasta el momento, no se ha descubierto que el ultrasonido provoque algún daño al bebé o a la madre. Se recomienda, sin embargo, que se realicen sólo las ecografías necesarias y no abusar de ellas.

La preparación que la persona necesitará antes del procedimiento, dependerá del tipo de ecografía que se requiera. Si es una ecografía abdominal para observar la parte superior, que detecta anomalías en órganos como el hígado, la vesícula biliar y el páncreas, entre otros, la persona debe ir al examen en un ayuno previo de 6 a 8 horas. En cuanto a la que observa la parte inferior del abdomen, en la zona de la pelvis, la persona debe tener la vejiga llena antes del examen; para ello, se le pedirá a la persona, que beba una cierta cantidad de agua, por lo general, un litro, una hora antes de la ecografía. Para otras ecografías, normalmente no hay una preparación necesaria antes del examen.

En el momento de la ecografía, se acuesta al paciente en una camilla junto al ecógrafo. El tecnólogo le aplica un gel especial en la zona de exploración, que facilita la transmisión de las ondas de sonido. Luego, el tecnólogo utiliza un transductor, que es una sonda manual que emite las ondas de sonido a una frecuencia muy alta, que no se puede oír. Las ondas entonces, rebotan en las estructuras y producen ecos que se traducen en imágenes que aparecen en una pantalla. El procedimiento dura de unos 30 a 45 minutos y no produce ningún dolor al paciente. Luego del examen no se debe hace nada especial y sólo hay que esperar el informe del médico.

Otros tipos de ecografías, como la transrectal y la transvaginal, son invasivas, y requieren la utilización de un tipo de transductor que se introduce en el cuerpo.

En cuanto a las ecografías realizadas durante el embarazo, normalmente, se necesitan tres: una entre las 6 y 12 semanas, para un diagnóstico; otra entre las 16 y las 20 semanas para observar si hay malformaciones en el feto; y la última, después de las 32 semanas para controlar el crecimiento del feto. Estas ecografías requieren que la madre tenga la vejiga llena antes del procedimiento, ya que de esa manera, habrá más claridad en la zona uterina. También se puede realizar una ecografía transvaginal durante el primer trimestre del embarazo. Esta ecografía sirve para estudios ginecológicos y no requiere que la madre tenga la vejiga llena antes del procedimiento.

La ecografía en el embarazo no sólo se considera la mejor técnica para observar si el feto se desarrolla de manera normal, sino también un medio que permite los primeros contactos de la madre con el bebé. Además, actualmente, la tecnología ha permitido las famosas ecografías 3D y 4D, que permiten una imagen mucho más clara de las formas y facciones del bebé antes de nacer.

En general, la ecografía se considera como uno de los mejores métodos existentes para detectar anomalías en las distintas zonas del cuerpo, y no sólo se practica en humanos, ya que también es un método muy eficaz en la medicina veterinaria.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados