Qué es una estrella ?

> Inicio > Ciencia y Tecnología

Las estrellas son uno de los principales objetos de estudio para la autonomía. Una estrella se define como un cuerpo de celeste de gas inserto en el espacio que produce energía en su interior, la que es irradiada hacia el exterior como luz visible para el hombre; la estrella más conocida por nosotros es nuestro sol, las estrellas tienen luz propia mientras que los planetas solo reflejan la luz de las estrellas. Por lo tanto los puntos luminosos que podemos percibir a simple vista por la noche corresponden tanto a estrellas como a planetas, y estos últimos solo reflejan la luz.

Aparentemente las estrellas se ven todas igual para el hombre. Así lo creyeron en tiempos de antaño; estos cuerpo al no presentar cambios dio origen a la conclusión de que todas las estrellas se habrían creado al mismo tiempo, pero con distintos grados de brillo. Al pasar el tiempo, esta afirmación fue refutada, pues los astrónomos comprobaron que las estrellas se pueden clasificar, por lo tanto no todas son iguales: difieren en años, tamaño, temperatura, etc.

Las estrellas pueden tener diversas dimensiones, hay unas muy grandes y otras muy pequeñas. De su dimensión dependerá el brillo que irradien, las más grandes son más brillantes que las de menor tamaño. Esto se debe pues que al tener mayores dimensiones, la masa también es más, por lo tanto se genera mayor cantidad de energía interna. Sin embargo estas estrellas más luminosas gastan sus recursos energéticos mucho más rápido que las otras, lo que significa que su tiempo de vida es menor. Por el contrario las estrellas de menor tamaño pueden vivir millones y millones de años, son de poca luz, y por ende gastan mucho menos energía.

Como antes se mencionó, el hombre desde siempre se ha maravillado con las estrellas, y por lo mismo las ha convertido en muchas ocasiones en su objeto de estudio. Es el caso del astrónomo Hiparco, que hace dos mil años atrás creó una escala con el objetivo de medir el brillo irradiado por las estrellas. De esta manera las clasificó según el criterio de luminosidad. Esta escala de brillo estelar se ha mantenido hasta hoy más actualizada e incluye las estrellas que no se ven a simple vista.

Hoy en día existe una estrategia para medir el brillo de las estrellas mediante una comparación. Consiste en otorgarle un valor de magnitud constante a una estrella (las llamadas estándar) y de esta manera se miden las restante comparándolas con las estándar. Estas medidas por comparación, se les llama magnitudes aparentes, es decir, son relativas. Por ejemplo la magnitud de la energía irradiada por el sol varía dependiendo desde donde se mida, es decir, desde la Tierra será distinta a desde Venus. Sin embargo, para erradicar el estorbo que es la distancia para determinar la magnitud, los astrónomos idearon lo que se conoce como magnitud absoluta, que consiste en una medida de luminosidad de una estrella en particular en el caso hipotético de que se encontrar a 32,6 años luz.

La masa de una estrella es una magnitud más fácil de medir en comparación a su luminosidad. Se puede determinar a partir de la fuerza de gravedad que ejerce sobre el movimiento de otro cuerpo en el espacio, siempre y cuando éste último esté ubicado a una distancia conocida. Por lo tanto este sistema no es aplicable para aquellas estrellas que se encuentran solitarias.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados