Qué es una neuropatía ?

> Inicio > Salud y Belleza

Una neuropatía periférica es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central periférico. Se genera un problema en los nervios que llevan la información desde y hacia el cerebro y la médula espinal. Esto produce dolor, pérdida de sensibilidad e incapacidad para controlar los músculos. Suele producirse por dos motivos. Puede ser una consecuencia de una falla en los axones (terminaciones de los nervios) que son los encargados de enviar las sensaciones al cerebro; o por un daño producido en la mielina (capa que recubre los nervios). Esto interfiere en la transmisión de las señales de dolor al cerebro.

Existen muchas enfermedades o conductas que pueden provocar una neuropatía como por ejemplo: diabetes (neuropatía diabética), deficiencias alimentarias, consumo excesivo de alcohol (neuropatía alcohólica), uremia, cáncer, SIDA, hepatitis, difteria, infección por VIH (aunque no se haya desarrollado el SIDA aún), poliarteritis nudosa, artritis reumatoidea, sífilis y lupus erimatoso sistémico, entre otras. Sin embargo, también puede ser consecuencia de factores hereditarios, exposición a ciertos compuestos tóxicos o como un efecto secundario de algunos medicamentos.

En cuanto a su gravedad, puede ser sólo una molestia para quien la padece, o incluso llegar a la incapacidad. Por lo general, se manifiesta como un hormigueo, quemazón o adormecimiento o entumecimiento de los pies. Para detectarla hay que poner atención en tres aspectos: si es que se presentan cambios en la sensibilidad, si hay dificultades de movimiento y, por último, si hay problemas autonómicos como visión borrosa, disminución de la sudoración, mareos, intolerancia al calor, etc. Estos tres posibles tipos de síntomas se deben a que existen tres distintos tipos de nervios: sensoriales, motores y autonómicos.

Para tratar una neuropatía, existen tres formas de afrontarlo. Lo primero es mediante un tratamiento no medicinal. Consejos tan sencillos como utilizar zapatos holgados, no caminar mucho, no permanecer mucho tiempo de pie o descansar los pies en agua fría, pueden ayudar a reducir los síntomas. Si esto no es suficiente, es posible recurrir a la terapia médica. Dependiendo si es que se ha presentado de forma leve, moderada o intensa, el doctor puede recomendar distintos medicamentos que contribuyan a apalear la enfermedad. Dentro de los más comunes están el ibuprofeno, la amitriptilina o nortriptilina, o algunos analgésicos narcóticos.

Por último, y especial para las personas que sufren de una neuropatía diabética, se puede realizar una terapia nutricional que aumente el consumo de vitaminas B, ácido alfa lipoico y ácido gama linoleico. Recientemente se han hecho estudios que indican que para este tipo de neuropatía se puede reducir el dolor mediante el uso de imanes en los calcetines.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados