Qué es una pareja de hecho ?

> Inicio > Sociedad

En la actualidad el término pareja de hecho es muy amplio y se refiere a las relaciones de convivencia diaria, que incluyen las relaciones íntimas de manera estable entre personas sin necesidad de un contrato matrimonial. También se le ha llamado “unión libre” o “unión de hecho”. A este tipo de relaciones también se le llama “amancebamiento”, que aunque es un término viejo sería especialmente válido hoy día si no fuera porque muchos lo interpretan como despectivo.

Recuerdo muy bien como mi abuelita mencionaba lo “malo” que era vivir “en amancebamiento” o “amancebado”, de hecho todavía mamá y papá tienen muchas nociones de tal época: no hace mucho, en el funeral de un primo, mis tíos contaban como el “mico malo” -una leyenda de las tantas que hay en mi país- se aparecía en la finca de una pareja, que si bien nunca hicieron daño a nadie, vivían amancebados. Mi tío describía de forma muy vívida unos “ojos simiescos” que él vio una noche en la dichosa finca, me pregunto ¿qué haría un joven de noche en un lugar solitario?

De algo no dudo, en un momento de necesidad esa pareja siempre contó con la ayuda de mis abuelos. La cuestión es que hasta llegado el medio del siglo XX y durante mucho tiempo antes esto era considerado un delito y antes que nada un “pecado”. Y debemos entender un poco la mentalidad de la época pues para esas personas primero era la religión y luego era el estado, pues el estado era legitimado por la religión, sino ahí tenemos los juramentos que hacen los presidentes y ministros, todos terminan con una fórmula similar a “... si lo cumplís que Dios y la patria os lo premien, y si no que Dios y la patria os lo demanden”.

Pues bien con el tiempo encontramos que la sociedad ha ido evolucionando, y las legislaciones van cambiando, ampliando el concepto hasta aplicarlo a las parejas de homosexuales. Las legislaciones modernas no hacen distinción entre las parejas heterosexuales y homosexuales tratando de darles los derechos propios de la parejas casadas. Ahora bien en mi país respecto a las parejeas de hecho hay cierta polémica que es muy compleja de resolver y se debe a una cuestión de semántica: “Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales” es la definición de matrimonio según el diccionario, por tanto una “unión de hecho” entre personas del mismo sexo no puede considerarse un matrimonio, por definición no lo es. También así lo considera la constitución de nuestro país y creo que en muchas constituciones también, pero como comentaré esto no significa que no pueda haber una figura legal y social equivalente.

En esto personalmente me encuentro con intransigencia en ambas partes, la de los grupos pro parejas del mismo sexo que insisten en tener un bendito papel que diga “matrimonio” y por otra parte en la de los legisladores que no ofrecen una solución sencilla como crear una nueva figura en el derecho que equivalga al matrimonio. Yo soy de los primeros que admite que un “hueco legal” relativo a una pareja de hecho es más perjudicial que el “hueco moral”, que desde el punto de vista de algunos pueda acarrear el permitir que parejas de cualquier orientación sexual vivan juntas y con el amparo de la ley.

Para tomar un ejemplo la adopción: Demostrado está que la orientación sexual de los padres para nada afecta la educación de los hijos y hay tantos niños sin padres responsables que muy bien vale la pena permitir crear familias con personas que ansían tener hijos. Es un hecho y ya existen ¿por qué no protegerlas? Todo por una definición de diccionario. Creo que mi abuela habría visto mi punto de vista muy abierto pero también comprendería que esas personas necesitan una ayuda hoy día.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados