Qué son los cosméticos y el maquillaje ?

> Inicio > Salud y Belleza

Estos productos son sustancias, las cuales se elaboran para que interactúen con distintas zonas externas del cuerpo, para su limpieza o embellecimiento, con un especial énfasis en el rostro (en el caso del maquillaje). Los cosméticos, nunca pueden ser ingeridos. Ya que su actuar, versa de manera exclusiva, con la piel, las uñas, los dientes, etc. Todas aquellas zonas que se ven expuestas al medioambiente. En síntesis, son diseñados, para proteger, reparar, corregir defectos y perfumar las superficies de la piel en donde son aplicados.

Es así, como los cosméticos y el maquillaje, se han ganado un puesto muy relevante, entre los productos consumidos por los seres humanos. En especial, dentro del segmento de las mujeres. Y es que son ellas, quienes más los consumen. Ya que de manera natural, ellas se preocupan de su apariencia física. Pero hoy en día, los hombres se han ido introduciendo cada vez más en este mundo. Y es que ellos también se han percatado, que su apariencia externa, es la principal carta de presentación, hacia el resto del mundo.

Los cosméticos, como productos, pueden ser presentados de diversas maneras. Ya sean como cremas (productos para la piel y las uñas), polvos (maquillaje para el rostro), líquidos (productos para la piel), como gel (productos para el cabello y dientes), asimismo como aerosoles (en el caso de los desodorantes), entre otras presentaciones.

Se sabe, que los cosméticos, fueron utilizados hace más de 5000 años atrás, por los egipcios. Y es que en aquella época, los cosméticos no eran privativos de las mujeres. Tanto los hombres como las mujeres los empleaban. Por ejemplo, los faraones, monarcas de Egipto, eran asiduos al uso de maquillaje, para resaltar sus rasgos reales. Incluso, los cosméticos, eran utilizados como una manera de preservar la castidad de las doncellas egipcias. Ya que se les colocaba por todo el cuerpo; de esa manera, si era tocada por otro hombre, su marido se enteraría de inmediato.

Asimismo, los griegos y los romanos, también utilizaron cosméticos. Nuevamente, los cosméticos eran utilizados tanto por hombres, como por mujeres. Lo mismo ocurrió en la cultura persa. La cual, al igual que los egipcios, utilizaban los cosméticos, para resaltar sus rasgos faciales.

En la cultura japonesa, los cosméticos, eran utilizados por las famosas geishas. Aquellas mujeres que eran entrenadas para satisfacer por completo, a los varones. Ellas utilizaban una gran capa de maquillaje en su cara. La cual era pintada de manera muy prolija, principalmente con un color blanco, para provocar un aspecto intrigante y sensual, frente al varón.

Pero los cosméticos, no siempre han sido del agrado de todas las personas. A comienzos del siglo XIX, fueron prohibidos en el Reino Unido, por su majestad la Reina Victoria. Ya que ella los consideró vulgares, por el hecho que eran utilizados por actores y las prostitutas londinenses. De esa manera, nadie e el reino, pudo por varios años, utilizar cosméticos.

Por lo mismo, es que estos productos, o son odiados o son amados. Pero en la actualidad, los cosméticos son una marca indeleble, de belleza y juventud. Y esto se debe, ya que a comienzos del siglo XX, los cosméticos comenzaron a ser producidos realmente en masa. Con lo cual, la oferta aumentó y la demanda creció, de manera natural, principalmente al término de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual, existieron diversas limitaciones a variados productos. Por ende, al finalizar la guerra, muchas personas comenzaron a consumir de manera exprofesa. Sobretodo en los Estados Unidos. Es así, como diversas compañías, asentarían sus bases, para el incremento desbordado de los cosméticos. Entre estas compañías, podemos mencionar a Rubinstein, Max Factor, Revlon y Estée Lauder.

Un punto relevante a la hora de emplear estos cosméticos, es notar si estos nos producen o no, algún tipo de alergia. De ser así, hay que interrumpir inmediatamente su uso. Aunque es verdad que son hipoalergénicos en algunas personas pueden provocar efectos adversos. Otra recomendación es no utilizar cosméticos o maquillaje en otras zonas, ajenas a las que se especifican en los mismos.

Una de las tendencias que se observa en la actualidad es la preferencia por cremas y productos orgánicos o de origen natural para la piel. Un ejemplo claro de esta corriente es la crema de baba de caracol, que en su estado natural contiene proteínas, vitaminas, colágenos y elastina, cuya combinación tiene efectos rejuvenecedores  importantes sobre la piel.

En la actualidad además han surgido nuevos subgéneros de los cosméticos, como en el caso del maquillaje permanente. Aunque formas rudimentarias de este procedimiento se utilizan desde la época de los egipcios, hoy en día se ha masificado, y existen centros especializados en esta modalidad. Otros nombres para esta técnica son micropigmentación y dermapigmentación. Vendría a ser como los tatuajes, pero orientados a la funcionalidad cosmética; por esto algunos le llaman tatuaje cosmético, y el procedimiento de pigmentación es el mismo que para elaborar un tatuaje. Destacan las cejas permanentes, por ejemplo, utilizadas además en formato de tatuajes desechables.

Por último, es importante mencionar que los cosméticos son de exclusiva utilización de los adultos. Estos no deben quedar al alcance de los niños, ya que por error, estos pueden llegar a ingerirlos.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados