Quién fue Lenin ?

> Inicio > Arte y Humanidades

Vladimir Ilyich Ulyanov, era el nombre real de Lenin. Nace en 1870 y muere en 1924. De niño fue considerado muy sobresaliente por sus maestros pero sufre dos grandes desgracias, su padre, un director de escuelas que luchó porque la educación fuera gratuita y universal en Rusia, muere y un año más tarde su hermano mayor es arrestado y fusilado por participar en un complot en contra del zar Alejandro III.

Aunque Lenin pertenecía a una familia acomodada parece que todo en su vida fue cuesta arriba. Por su participación en movimientos radicales se le impidió estudiar en la universidad aunque fuera en una del extranjero. Por el mismo motivo es deportado a una ciudad pequeña y es puesto bajo la vigilancia de la policía. Logra tomar los exámenes como pasante de abogado y empieza a escribir sus primeros textos marxistas que le empiezan a dar renombre. Viaja por Europa donde tiene ocasión de observar los diversos procesos revolucionarios y al regresar a Rusia desarrolla muchas actividades revolucionarias que le valen otro destierro pero esta vez a Siberia, al parecer es aquí donde adopta el seudónimo de Lenin que quiere decir “el que pertenece al Lena” el décimo río más largo del mundo y que nace en el lago Baikal (hoy patrimonio de la humanidad) pues hubo una matanza de prisioneros famosa en sus riveras, dando a entender que estaba muerto para los demás.

Lenin alzando el puño

Presenta su tesis sobre como debería desarrollarse el proceso revolucionario al Partido Obrero Socialdemócrata Ruso que provocará la división del partido entre mencheviques (significa la minoría) y los bolcheviques (la mayoría) liderados Lenin dirigía. Participa en la revolución fallida de 1905 llega escondido en un tren desde Suiza pero tiene que exiliarse a Finlandia para luego volver a Suiza. Desde allí escribe una serie de cartas que predicen los acontecimientos que en Rusia ocurrirán a raíz de la primera guerra mundial. Los cuales se precipitan tal como él lo esperaba salvo por la revolución de febrero de 1917 que lleva a la abdicación del zar y la instauración de un gobierno provisional. Sin embargo decide regresar a Petrogrado y en abril empieza ha realizar una serie de discursos en que plasma su rechazo al gobierno provisional, a la participación en la guerra, el planteo de un gobierno donde un funcionario no gane más que un obrero, necesidad de un control y distribución democrático de la producción, la implantación inmediata del socialismo y otras muchas que serán su bandera y harán que en octubre (en calendario Juliano) se precipite la revolución bolchevique.

Es nombrado Premier y aunque su tesis fue firmar la paz con Alemania inmediatamente tiene que mantener la guerra pues la postura de una negociación se volvió insostenible y se firma la paz con grandes pérdidas territoriales para los rusos. Mientras organizaba el país sufre un atentado (dos disparos en el hombro y uno en pecho) del que sobrevive pero que deja secuelas en su salud. Mientras una guerra civil empieza y es sofocada por el llamado “Ejército Rojo” en contraposición del “Ejército Blanco” apoyado por nacionales y potencias extranjeras. Aunque la guerra civil oficialmente terminó en realidad continuó por muchos años en diversos focos aislados. Lenin tendrá que enfrentarse a una economía en bancarrota y a la pérdida de más de un tercio de la población productiva por ambas guerras (la mundial y la civil), a que su plan económico fuera un fracaso pues las circunstancias de la poca población obrera, el boicot que las demás potencias le hacían al único país comunista, a nuevas revueltas y al cansancio personal lo echaron todo por el suelo.

Muere prematuramente después de tres infartos, el primero le deja paralizado su lado derecho, luego del segundo lo aleja de toda actividad política y el tercero lo deja postrado en cama. Cuando muere los ideales de una economía democrática, la participación por consejos de obreros (Soviets) y muchas otras de sus ideas habían tenido que dejar lugar otra vez a una economía con cierta propiedad privada y a un gobierno burocrático y centralizado. Existen leyendas sobre su muerte y de como fue asesinado por su médicos con veneno y hasta se dice que Stalin, su amigo lo ordenó, sin ningún fundamento. Lo cierto es que Lenin es una de esas personalidades geniales que pocas veces vemos en la historia, pero que en el fondo nunca ven sus propias limitaciones y que trabajan sin descanso hasta el fin de sus días. Su legado sólo el tiempo puede juzgarlo puesto que todavía hoy no estamos lo suficientemente maduros para hacerlo.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados