Quién fue Miguel Ángel ?

> Inicio > Arte y Humanidades

Miguel Ángel o Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni fue un escultor, pintor, y arquitecto italiano del Renacimiento. Nació el 6 de marzo de 1475 y murió el 18 de febrero de 1564. Algunas de sus principales obras son las esculturas El David y La Piedad y el fresco pintado en el techo de la Capilla Sixtina.

De pequeño fue educado en la gramática por el maestro Francesco de Urbino según le había ordenado su padre. Pero, lo que de verdad fascinaba al italiano, era estudiar el arte, pintar y visitar iglesias para admirar las esculturas y obras pictóricas.

Cuando tenía trece años ingresó al taller de Doménico Ghirlandaio para estudiar arte. A pesar de la molestia familiar, puesto que era una deshonra tener un hijo que se dedicara a esto, permaneció ocho años como aprendiz de la academia. Pasada esta época y bajo la tutela de Bertoldo di Giovanni comenzó a frecuentar los jardines de la familia Médicis para acercarse a las esculturas que ellos albergaban.

Lorenzo el Magnífico quedó encantado por el trabajo de Miguel Ángel y lo acogió en su palacio. Allí se relacionó con las teorías absolutistas de Platón que influyeron, tanto en sus creaciones artísticas como en su poesía. Al morir Lorenzo, Miguel Ángel se instaló en Bolonia, donde esculpió varias de sus obras. En 1496 partió a Roma, lugar que tendría el privilegio de ver al artista en su máxima expresión. En 1501 regresó a Florencia.

Durante una década de trabajo concentró la creación de parte importante de sus más grandes obras, tales como: La Piedad, el Baco de Bargello, el Tondo Pitti y el David, entre otros.

A sus 30 años, Miguel Ángel ya era reconocido como uno de los artistas más importantes de su tiempo. En reconocimiento a su trabajo, la ciudad de Florencia le encargó, junto a Leonardo da Vinci, que pintaran un suceso de la historia florentina sobre una pared de la Sala de Juntas principal del Ayuntamiento. Sin embargo, la propuesta nunca logró concretarse.

En 1505 el papa Julio II le encargó la creación de un sepulcro que contendría cuarenta figuras, pero el trabajo no se realizó y se vio reducido a una escultura de Moisés y los Esclavos. El Papa y Miguel Ángel sentían una profunda admiración mutua, pero sus caracteres diferentes provocaron roces entre ambos en más de una oportunidad.

Más tarde, Julio II le encargó el techo de la Capilla Sixtina. Miguel Ángel tardó cuatro años en decorarla y fue un trabajo agotador y de mucho sacrificio ya que no dispuso de ningún ayudante para que le colaborara. Además, los honorarios que recibió fueron escasos. Al morir el papa Julio II, asumió León X quien le encargó la fachada de San Lorenzo de Florencia. En esta época trabajó para el gobierno florentino como ingeniero militar. En 1529 fue nombrado gobernador general de las fortificaciones y se trasladó a Pisa, Livorno y Ferrara para conocer el estado de las edificaciones a su cargo.

En 1534 se instaló en Roma definitivamente. Estando allí, el papa Paulo III lo nombró pintor, escultor y arquitecto del Vaticano y le encargó la realización del Juicio Final en la Capilla Sixtina. En esa obra aprovechó sus conocimientos en anatomía y trabajó el cuerpo con la más refinada técnica. Sin embargo, los desnudos de la obra levantaron una crítica moral y los cuerpos comenzaron a ser cubiertos.

Miguel Ángel, a partir de 1546, se reenfocó en la arquitectura. Asumió la dirección de las obras de la Basílica de San Pedro, luego de la muerte de Antonio da Sangallo. Además, se dedicó al diseño de la escalinata del Capitolio y el Palacio de los Conservadores.

Finalmente murió a los 89 años. La historia de su vida fue plasmada en una novela llamada ‘El tormento y el éxtasis’ de Irving Stone y el texto fue usado de base para grabar una película con el mismo nombre.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados