Quién fue Sandro Botticelli ?

> Inicio > Arte y Humanidades

Sandro Botticelli fue un importante pintor italiano de la escuela de Florencia en la época renacentista. En la corte de su protector, Lorenzo de Medici, su principal interés fue el ideal religioso y filosófico del neoplatonismo. Su obra se caracterizó por las composiciones de líneas sinuosas y contornos bien definidos, que representaron alegorías con personajes sutiles. Aunque por mucho tiempo su nombre no fue recordado, desde el siglo XIX, su obra nuevamente adquirió una gran importancia y hoy se considera una de las más representativas del arte florentino.

Sandro Botticelli nació en Florencia, como Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi el 1 de marzo de 1445. Sus padres fueron Mariano di Vanni di Amedeo Filipepi y Smeralda. Alessandro fue el menor de los cuatro hijos del matrimonio. En su juventud aprendió con Filippo Lippi, quien fue su maestro y de quien aprendió la elegancia y el detalle que demostró en sus primeros trabajos de temática religiosa, especialmente vírgenes. Más adelante, estudió el trabajo de Andrea Verrochio y Piero Pollaiolo, lo que le ayudó a mejorar bastante su técnica.

En 1470, ya con su propio taller, realizó la alegoría de La Fortaleza, que fue el primer encargo del artista, para el tribunal de los mercadres de Florencia. En 1472, formó parte del gremio de pintores, la Compañía de San Lucas. En 1475, recibió otro encargo por parte del cambista Giovanni Lami, la obra Adoración de los Magos para una capilla en Santa María Novella. Botticelli logró consagrarse muy pronto, debido en parte, a que se convirtió en protegido de la poderosa familia florentina, los Médicis. Por el año 1478, pintó su famosa obra La Primavera para la casa de Lorenzo di Pierfrancesco de Médici en Florencia. En 1480, realizó la obra retrato de San Agustín en su celda para la iglesia de Ognissanti, que fue una alusión al deseo de unir las creencias religiosas y científicas.

En 1481, Botticelli viajó a Roma, invitado por el papa Sixto IV para pintar tres frescos para la nueva capilla Sixtina. Así nacieron las obras La juventud de Moisés, El castigo de los levitas rebeldes y La tentación de Jesucristo. De vuelta en Florencia, fue su época de apogeo en la que pintó varias obras mitológicas para los Médicis como Minerva y el centauro y El nacimiento de Venus, que hoy es su obra más importante y reconocida mundialmente. También pintó la obra Venus contemplando a Marte dormido, para la familia Vespucci. A mediados de la década de 1480, pintó una serie de vírgenes que lo volvieron a consagrar como artista.

En 1491, Sandro Botticelli participó en un comité formado para decidir la fachada de la Catedral de Florencia. Más adelante, por encargo de los Médicis, Botticelli realizó dibujos para la Divina Comedia de Dante. En 1495, realizó la obra de carácter profano La Calumnia de Apeles. Se cree que sus últimos años los pasó en la pobreza, aunque con ayuda de sus antiguos patrones. Sus últimas obras presentan un clima más dramático, con personajes con actitudes más dinámicas. Destacan La Pietà de Munich, La vida de san Cenobio y La natividad mística. Murió en Florencia el 17 de mayo de 1510. Nunca se casó, ya que expresó un terror hacia el matrimonio. Se dice que sufrió de amor no correspondido por Simonetta Vespucci, que habría sido la modelo de su cuadro El nacimiento de Venus, además de ser recurrente en sus obras. Botticelli pidió que se le enterrara a sus pies en la iglesia de Ognissanti en Florencia, deseo que se cumplió al morir el artista.

Tus preguntas





Búsqueda personalizada



Contacto     Links     Aviso legal
Copyright ©2005-2014, Todos los derechos reservados